¿Cuál es el plazo para descartar el atentado en la Torre de PEMEX?

5 febrero, 2013

Después de la conferencia de prensa, ofrecida la noche de ayer, por los titulares de la Secretaría de Gobernación, PGR, Energía y PEMEX, las dudas aún siguen su curso; de hecho, no se pudieron disipar todas las interrogantes, debido a que las investigaciones se mantienen activas.

Lo dicho por Jesús Murillo Karam, en el sentido de que la explosión en la Torre de PEMEX, había sido por acumulación de gas, tal vez era una respuesta ya prevista por la sociedad y por los medios de comunicación. En esta ocasión, la explicación fue respaldada por peritos extranjeros, así como investigadores de la UNAM y del IPN.

Sin embargo, las autoridades no supieron, o no quisieron, descartar alguna eventual hipótesis que conlleve a una posible planeación de ese lamentable suceso. Este paréntesis que se abre con más incógnitas, no ha podido desvanecer los rumores que se han manejado en los portales de información.

La revista ‘Proceso’, ha difundido en su página principal, afirmaciones muy temerarias respecto a lo que pasó el 31 de enero. Dentro de sus reportes, indica que un policía del sector Tacuba, reveló la presencia de dos bombas en la Torre de Pemex, una de las cuales explotó.

Luego, señala que expertos consultados refirieron rastros de explosivo Composite 4 (C4), una potente carga formada por explosivo químico y un aglomerante plástico que es de uso militar y ha sido empleado en varios atentados terroristas. De hecho, se afirma que algunas cargas no detonaron; de lo contrario, el número de víctimas hubiera sido mayor.

De la misma forma, ‘Proceso’, añade que expertos estadounidenses llegaron al complejo administrativo en un vuelo privado, y lo primero que hicieron fue rastrear las llamadas realizadas desde esas oficinas y las efectuadas a éstas. En especial, se investigó una llamada desde Veracruz, donde el Ejército ha asegurado varias cargas de explosivo C4, puntualizan.

¿Cuál es la verdad? ¿Por qué tardar tanto en ofrecer una conferencia de prensa que no cumplió con el cometido de dejar tranquila a la opinión pública? ¿Qué tan confiable es el CISEN? Si este no fue un atentado, ¿cuándo lo dirán por su nombre sin darles largas al asunto? ¿Por qué no desmentir a ‘Proceso’?

El tiempo se agota; necesitamos ver la sobriedad del gobierno federal.

(EDITORIAL)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

juan alvarado medina

a los que llevaron el volumen de gas y lo detonaron,se les facilita dictaminar las causas de la explosion,lo que no pueden explicar es de que otra manera,tanto gas,sin que nadie se diera cuenta ni lo detectara una vez concentrado en el volumen necesario para causar tanto daño,llego alli.