ACADEMIA. José Narro Robles, Inicia su Segundo Periodo, Como Rector de la UNAM.

18 noviembre, 2011

Al asumir su segundo periodo como Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, aseguró que mantendrá su papel de conciencia crítica de la nación. Nada ni nadie nos impedirá decir nuestra verdad. El silencio es un cobarde cómplice de los desastres y a nadie le conviene. La desigualdad, la pobreza, el desempleo, la inseguridad, la falta de oportunidades para la juventud, la exclusión de los más vulnerables, son problemas graves que no tienen los niveles de atención que se requieren”, exclamó ante cientos de representantes de los sectores políticos, educativos, económicos y culturales, que se dieron cita la tarde de ayer, en la sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario.  

Emitiendo un discurso lleno de positivismo y de alternativas para emprender un mejor futuro como país, el Rector, señaló que adquiere la obligación de trabajar y esforzarse hasta el límite de sus capacidades, para cumplir con la encomienda de coordinar todas sus tareas. Además, resaltó los principios irrenunciables que caracterizan a la institución: autonomía y carácter nacional, naturaleza pública y laica, régimen de libertades y profundo apego a las mejores causas de la sociedad mexicana.

De la misma forma, ponderó que la Universidad ha sido fundamental para el desarrollo educativo, científico, social, y cultural del país; ya que dispone del talento y la preparación de sus académicos, del compromiso de sus trabajadores, de la vitalidad y empuje de sus estudiantes y de la capacidad de sus egresados. Consideró, que el propósito de la entidad educativa, es la formación de ciudadanos libres, con conciencia colectiva, capaces de valorar principios éticos y la vida en sociedad.

“Para los universitarios, educar es construir ciudadanía. Es perseguir la utopía de siempre. La utopía de la libertad y del combate a la desigualdad y la injusticia. La del respeto y el aprecio por los demás. La del servicio a los otros, en particular a los que menos tienen y más requieren. La de la dignidad humana que cubra a todos. Seguiremos ensayando formas para educar por la paz, la libertad y la democracia, de hacerlo en la ética y la tolerancia”, puntualizó.

Al postular el precepto democrático de la UNAM, Narro Robles, añadió  que en ese espacio, coinciden lo mismo las ciencias que las humanidades, las técnicas que las artes; conviven las generaciones de los jóvenes y las de quienes han acumulado mayor experiencia; coexisten diversas formaciones ideológicas y la mayor diversidad de perspectivas respecto de los fenómenos naturales, humanos y sociales, subrayó.

El Rector, pidió mantener la unidad en la diversidad, así como articular los distintos intereses particulares o de grupo con los de la institución. “Nuestros estudiantes deben estar en el corazón de los programas. Los académicos deben representar la medida de la calidad institucional y los trabajadores el fundamento de la vida cotidiana”, sintetizó.

Al reflexionar sobre la actualidad mexicana, José Narro, reafirmó que la educación puede hacer la diferencia. “La preparación es clave para hacer un viaje distinto al marcado por las desventajas sociales, culturales y económicas. La educación modifica, de forma radical, la trayectoria y el punto de llegada”.

Ante esto, exhortó a consolidar a la UNAM como institución líder de México e Iberoamérica. En ese aspecto, urgió elevar la calidad de la formación y la eficiencia terminal en todos los niveles; ampliando el programa de tutorías y brindando apoyo a los alumnos con condiciones económicas complicadas; incrementando el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

También, dijo, propondrá el establecimiento de otra Escuela Nacional de Estudios Superiores y de nuevas carreras acordes con las necesidades de la sociedad; fortaleciendo las modalidades en línea y a distancia, robusteciendo la estructura y los programas de las divisiones del Sistema de Universidad Abierta.

Por último, el Rector, resumió que la única forma de servir a la Universidad es hacerlo sin regateos, sin agenda personal, sin dudas, con absoluta entrega y pasión. “No pasará mucho tiempo para que se juzgue si fuimos capaces de estar a la altura del desafío o si claudicamos de nuestra responsabilidad. Esto es, ni más ni menos, lo que nos espera. Los invito a vivir esta maravillosa aventura generacional”, concluyó.

*JOSÉ NARRO ROBLES.

politicayestilo@hotmail.com

twitter.com/politicayestilo

www.facebook.com/LuisEnriqueRocha

 




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.