Alexis Tsipras: el joven griego que sacude el mundo / Por Yizbeleni Gallardo

7 Julio 2015

Alexis_Tsipras

La crisis griega que hoy tiene al mundo en jaque (en la que aparentemente Tsipras mantiene la “estabilidad” del sistema económico global en un hilo o en sus manos), no se escribió hoy. Si bien sabe jugar a lo grande sería imprudente o injusto atribuirle la total autoría intelectual de lo que hoy sucede.

El primer ministro de Grecia Alexis Tsipras un joven de 40 años que desde su adolescencia fuera líder político, juvenil y estudiantil; quien a sus 33 años fuese elegido como líder del partido de izquierda Zynaspismós y quien en julio de 2013 constituyera el partido ZYRIZA organización que lograra de manera paradigmática en Grecia el aglutinamiento de agrupaciones políticas independientes, bajo un fuerte sustento ideológico nacionalista, ortodoxo, socialista y quien en esta perspectiva lograra el enarbolamiento desde un partido político de la bandera de la representación ciudadana.

Durante el 2014 Alemania y Rusia participaban de manera directa –casi protagónica- del proceso electoral griego. Lo que significaba Tsipras para Europa y que hoy se materializa, resultaba aterrador para la unión europea y en general para lo que el neoliberalismo representaba para las economías del mundo y es aquí donde el presidente ruso entra en escena. En enero del 2015 tras arrasar en las urnas y ser electo 1er ministro de Grecia, Alexis Tsipras sacude al mundo con su evidente y abierto apoyo a Vladimir Putin.

Interesante, que (hasta ese punto) Grecia convertido en el “patio trasero” europeo, quien había resentido los embates de sus acreedores y sufrido las consecuencias de un sistema económico rapaz y de una pésima administración pública; bajo el liderazgo de un joven prodigio y visionario se convierte en una nación que como el ave fénix, desde su inminente agonía económica, se fortalece al retomar su identidad nacional y su lazo ideológico ancestral; se encuentra, con la Rusia de Putin con quien comparte intereses y valores culturales comunes en la herencia ortodoxa cristiana de ambos países.

Si observamos desde la mesa de negociación, Grecia tiene todo por ganar, ya que es quien se encuentra en crisis, bajo cualquiera de las resoluciones que se tomase, ella se beneficiaría, simple y sencillamente porque ya no tiene mucho que perder; en este caso la unión europea sale poniendo la peor parte; el día de hoy Tsipras es quien lleva el ritmo en las negociaciones. El punto delicado que observo es que al encontrarse “contra la pared” puedan los afectados (acreedores) jugar el escenario de la desestabilización en el que todos los ingredientes ya se han vertido en la caldera y en la que “el corralito” la limitación a retirar 60 euros por persona diarios imprime un toque aún más peligroso.

Alexis Tsipras, ese “David” que se enfrenta al monstruo económico, ese joven que aparentemente tiene el mundo en sus manos, tiene la posibilidad de crear un nuevo paradigma que sería el rompimiento de la necesidad económica y política en la que se introduce a los Estados emergentes en una dinámica de empobrecimiento ya que se ven forzados a estar supeditados a los préstamos de los grandes Bancos.

Este nuevo planteamiento, propone romper esa cadena del endeudamiento, cuya función es empoderar (cuasi todo poderosos) a los acreedores, situación en la que las naciones como la nuestra (y desde otra perspectiva como la griega) pierden soberanía y se ven forzados a vivir en el empobrecimiento, en la pérdida de horizonte e identidad. Ese es el sistema injusto que denuncia Francisco desde el Vaticano, el que hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres, la materialización de la ruptura de ese sistema es la que sacude a Europa y al mundo financiero (a los poderosos principalmente).

Tsipras, se encuentra en la posición histórica de abrir la caja de pandora que sacuda al sistema financiero que conocemos y que podría representar el planteamiento de uno totalmente nuevo. Lo que Tsipras resuelva (legitimado por el referéndum el cual está perfectamente operado), abre la puerta a naciones como la nuestra o como las de América Latina y a jóvenes líderes emergentes que se conviertan en protagonistas de la conformación de un nuevo mapa económico y político internacional.

*La articulista, es politóloga por la UNAM  ( @Yizis )




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Hen hora buena entonces tenemos esperanza en América latina ho sea en México nomas necesitamos limpiar el régimen de los políticos corructos y ya pues aponernos manos ala hobra mexicanos

wpDiscuz