¡ALTO A LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER!

8 marzo 2013

Día_Internacional_MujerEn el Día Internacional de la Mujer, aún quedan demasiados pendientes por resolver en este llamado ‘mundo moderno’. El avance que han tenido los gobiernos, no es equiparable al atraso descomunal que se vive en varias comunidades, incluso del primer mundo. El avance tecnológico en armamento nuclear, en las nuevas formas de interacción como los son Facebook y Twitter, así como en la educación en línea, no van de la mano con el progreso de las mujeres, o al menos de un sector muy importante.

En Medio Oriente, la mujer es un objeto, sin valor, sin reconocimiento, sin defensa, sin nada. Lo mismo puede sufrir una sentencia de 100 latigazos por haber sido violada, que ser acribillada en una abominable lapidación, por el hecho de que tuvo que matar a su marido, antes de que este, la matara a ella y a sus hijos. Por ejemplo, Irán está más preocupado por desarrollar misiles químicos para defenderse o atacar a E.U., que implementar políticas de apertura.

América Latina, tiende a crecer en igualdad, pero no puede hablarse de un éxito total, cuando existe un país como Haití, donde el derrumbe del pensamiento, es casi igual a la extrema pobreza que mata a miles de personas a diario. En ese país, si podemos llamarlo así, existen más sectas que escuelas y hospitales. Ahí, los brujos o sacerdotes, piden el sacrificio de menores de edad o de mujeres, para que los espíritus no los abandonen.

Centroamérica, está invadido por la desesperanza, y así podemos hallar a miles de niñas y jovencitas que terminan prostituyéndose con tal de obtener algo de dinero y poder mantener a sus familias. Este caso es similar en los países de la región, incluyendo a Brasil, Argentina, Chile, Venezuela, que son las potencias latinoamericanas, pero que aún no pueden contrarrestar la mala situación en que viven sus poblaciones.

México, no está excluido de esta deplorable circunstancia, y lo que es peor aún, hay situaciones que lo marcan como punto de referencia en la violación a los derechos humanos. De hecho, el Ejército, con la justificación de buscar a delincuentes y narcotraficantes, entra a casas para abusar sexualmente de mujeres indígenas, sin que nadie les diga absolutamente nada. De la misma forma, miles de familias han sido expulsadas de sus hogares, por el hecho de no practicar la religión católica.

En fin, los gobiernos tienen que hablar menos y hacer más por las mujeres.

Hoy y siempre, las mujeres de todo el mundo, deben de ser amadas, no destruidas.

(EDITORIAL)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.