Alumnos de la UNAM, diseñan máquina capaz de reemplazar a Curiosity

28 octubre 2014

Lunambotics

*La institución, competirá en concurso organizado por la NASA.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) –a través de las facultades de Ingeniería (FI) y de Contaduría y Administración (FCA)- comenzará el diseño de una máquina capaz de reemplazar al Curiosity en su travesía por el planeta Marte.

De esta forma, los integrantes del equipo Lunambotics, competirán en el Sample Return Robot Challenge, organizada por la National Aeronautics and Space Administration (NASA), a realizarse del 8 al 13 de junio de 2015 en Worcester, Massachusetts, Estados Unidos.

El prototipo, deberá tener autonomía total, construcción económica y estructura ligera. En atención a estos parámetros, el vehículo se encuentra equipado con brazos de fibra de carbono, uniones de aluminio, dos baterías de polímero de litio y seis motores (uno por rueda).

Además, sus dimensiones son 1.38 por 1.40 metros y pesa 62 kilogramos (las reglas no permiten sobrepasar los 80). Este último aspecto es relevante porque cada gramo extra lanzado al espacio tiene un costo de miles de dólares; además, en estas labores se requieren estructuras ligeras y robustas al mismo tiempo.

Para explorar la superficie irregular del planeta rojo, el robot unamita dispone de seis llantas de neopreno de baja densidad (remachadas por fuera), así como de fibra de carbono en brazos de suspensión y aluminio 7075 en chasis, uniones y rines. Además, tolera temperaturas que van de menos 20 hasta 40 grados centígrados (las variaciones en Marte son más extremas).

El equipo de Lunambotics (LunaUNAMRobótica), participó en el 2013 en la Robotics Mining Competition, donde obtuvieron una mención en Diseño e Innovación Tecnológica. En 2014 dieron el salto a la máxima categoría: Exploración Planetaria (en el Sample Return Robot Challenge), en la que ganaron Mejor Diseño de Prototipos.

Los alumnos, desarrollaron una suspensión rocker-bogie (sistema de seis llantas que mediante un diferencial puede levantar una de sus ruedas delanteras sin desnivelarse), manteniendo el centro de gravedad bajo sin que el robot sufra volcaduras.

Funciona con programación establecida, pero también con reacciones, algo poco común en robots, pues en su mayoría operan con software secuencial o de manera reactiva. La propuesta es híbrida, y combina los mejores elementos de ambas estrategias.

El artefacto autónomo desarrolla las tareas asignadas con sólo oprimir el botón de inicio. Los sectores integrados obtienen datos del ambiente, puntos de referencia transferibles al cartógrafo para crear mapas y moverse en el entorno.

(Información de la UNAM)

WWW.FACEBOOK.COM/LUNAMBOTICS




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.