Andrés Manuel López Obrador, contabiliza 8 mil 524 muertos al inicio de su gobierno

13 abril, 2019

El periodista Jorge Ramos, escribió un artículo en el diario Reforma, donde hace ver el clima de violencia e inseguridad que se vive a lo largo y ancho del país. “México es un país muy peligroso. El principal reto del nuevo Presidente, Andrés Manuel López Obrador, es que no sigan matando a tantos mexicanos. Pero, hasta el momento, las cosas no han cambiado”, señaló.

En su texto difundido el sábado 13 de abril, Ramos añadió que las cifras de asesinatos en México, son parecidas a las de zonas de guerra o a las de Venezuela, donde el gobierno promueve la violencia contra sus opositores y controla a los “colectivos” (que en realidad son grupos paramilitares en motocicletas).

Los feminicidios en México se realizan con casi total impunidad; ser mujer en Ecatepec o en Tijuana tiene un peligro extra. Y el país es uno de los más riesgosos del mundo para ejercer el periodismo”, enfatizó.

También recordó que los muertos durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, superaron a los 104 mil 089, que hubo durante el gobierno de Felipe Calderón. Sin embargo, en los primeros meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se han asesinado a 8 mil 524 mexicanos.

En esta liga se pueden verificar los datos: https://bit.ly/2TOeQhX.

El reconocido periodista mexicano, destaca que López Obrador, ha propuesto la creación de una Guardia Nacional para lidiar con la delincuencia y el narcotráfico, y esta ha sido avalada y apoyada por la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

“A mí lo que me preocupa es que no hay un Plan B y que no existe una estrategia a corto plazo para detener tantos asesinatos. ¿Acaso los mexicanos tienen que resignarse a vivir en uno de los países más violentos del hemisferio hasta que empiece a funcionar la Guardia Nacional en un par de años? ¿Qué hacemos mientras?

No todos los mexicanos tienen la suerte de recibir la protección de un puñado de agentes o militares como los ex presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón. Entiendo las razones: pocas cosas podrían desestabilizar más al país que un atentado contra un ex Presidente. Pero está claro que en México todavía hay ciudadanos de primera y luego todos los demás.

“La misma certeza que tienen Fox y Calderón de que no les pasará nada a ellos y a su familia debería extenderse al resto del país. Por ahora eso es imposible. Son muchas las promesas de López Obrador. La más obvia es su lucha contra la corrupción. Pero aun si lograra concretar la mayoría de ellas, los mexicanos no le perdonarían que fallara en el tema de la criminalidad”, finaliza en su artículo el reportero de Univisión.

Política y Estilo




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

150