Andrés Manuel López Obrador, el Gran Narcisista Opositor

10 septiembre, 2012

Para infortunio de todos los mexicanos, no contamos con una izquierda política moderada, inteligente, prudente o analítica, y la prueba está en Andrés Manuel López Obrador, quien sin entender que su tiempo caducó, anuncia que el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), se convertirá en un partido político.

El día de ayer domingo, tal vez fue la jornada más triste para el ‘Peje’, quien acostumbrado a observar la plancha del Zócalo atiborrada de simpatizantes, tuvo que conformarse con ´llenar’ a la mitad la explanada del Palacio Nacional. Al parecer su esquema de inmortalidad política, sufrió un gran revés.

Siguiendo con su línea de descalificar las pasadas elecciones presidenciales, López Obrador, no sólo da ‘patadas de ahogado’, sino que además, quiere que su misma gente caiga en el eterno dilema de seguir con él o de plano desvincularse.

Claro está, que a AMLO, tienen que seguirlo quieran o no, los senadores, diputados federales y locales, que él promovió para que ocuparan dichos cargos, al final de cuentas, ellos devengan un salario muy elevado, pero la gente de abajo, los simpatizantes, no cuentan con esa misma suerte.

En este sentido, los que aman a la izquierda política, deben de considerar un nuevo prospecto de superación. Reitero una vez más: el tiempo y el espacio de Andrés Manuel, se terminó.

Él ya no representa las causas de de los obreros, de los campesinos, del proletariado, y en los últimos tiempos, de los jóvenes. Los sectores mencionados, quieren acciones, y el Peje sólo ofrece justificaciones y pretextos.

Andrés Manuel López Obrador, se ha convertido en el gran narcisista opositor. Desde el concepto psicológico, eso es muy malo; pero para el terreno político, esto es terrible. La izquierda ya no necesita a López Obrador.

Hoy, los movimientos sociales vinculados a la izquierda, requieren de mucha reflexión y debate intelectual; deben resurgir con la misma fuerza de 1988. Si México tiene a una izquierda fuerte, la misma ciudadanía los respaldará; en caso contrario, acostumbrémonos al Peje. ¿Verdad que vale la pena echarle ganas?

POR LUIS ENRIQUE ROCHA

@luis_journalist




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.