Angélica Rivera, el gran error de Peña Nieto

2 Agosto 2017

El presidente de la República, ha cometido incontables equivocaciones a lo largo y ancho de su sexenio. No terminaríamos de numerar en esta editorial, todas las acciones que dieron al traste con la gobernabilidad del país.

La corrupción, el abuso de poder, la negligencia y el enriquecimiento ilícito, fueron la constante principal del sexenio peñista. El 99% de los miembros del gabinete legal y ampliado, así como senadores, diputados, gobernadores y alcaldes, ligados al Ejecutivo Federal, terminarán su gestión con varios millones de dólares en sus cuentas bancarias.

La fórmula es muy simple para hacerse rico con Peña Nieto: solo hay que decirle sí a todo.

El apapachar al mandatario, decirle a cada ratito que él es el más guapo entre los guapos; chulearle su traje, corbata, camisa; gritarle que ha sido el mejor presidente de México; llevarle chicas y chicos galanes; y sobre todo, hincarse ante la esposa del mandatario, son detalles que ya saben sus colaboradores.

Si algo de esto falla, tendrán que vérselas muy duras con Enrique Peña.

Pero si el sexenio del ex gobernador mexiquense, quedará marcado como el más corrupto e inservible, hay una cosa más que podría quedar tatuado en la historia del poder presidencial: el actuar de la primera dama.

El miércoles 2 de agosto, Angélica Rivera cumplió 48 años de edad. En las redes sociales, todos los funcionarios gubernamentales (o lamebotas como popularmente los conocen), inundaron de mensajes de felicitación las cuentas de Facebook y Twitter.

Nadie quiso quedarse afuera de las felicitaciones para la Gaviota.

Pero comprendiendo un poco más lo que significa el cumpleaños número 48 de Angélica Rivera, podríamos decir que la ex actriz de Televisa, llegó a la Residencia Oficial de Los Pinos con una sola misión: desbaratar por completo la educación, la prudencia y la clase, que debería definir a la esposa de un presidente de la República.

Esto no fue así, al contrario, la famosa Angélica Rivera exigió una Casa Blanca para ella solita; pidió poder, dinero, lujos, excesos y aberraciones, y todo le fue concedido. También requirió estar en las portadas de las revistas de sociales más importantes, y sus deseos fueron órdenes.

Quiso que su familia se enriqueciera, y así fue.

El sexenio de Peña Nieto, será recordado por todo lo malo habido y por haber; pero también será mencionado a cada instante, por haber tenido como inquilina de Los Pinos, a una mujer sin ningún tipo de inteligencia e iniciativa.

Los mexicanos entendemos que tuvimos como primera dama a una cualquiera como lo fue Marta Sahagún de Fox, pero lo peor de todo, fue que nunca imaginamos que alguien pudiera superar a ese deplorable ser humano.

Angélica Rivera cumple 48 años, y su legado para México, es desastroso.

Hay errores que no se pueden borrar o corregir.

Sin duda, Enrique Peña Nieto cometió un gran error.

Es tan grande su error, que todos pensamos que la verdadera presidenta, salió de un foro de Televisa San Ángel. Tal vez de ahora en adelante, la moda sea esa: si quieres llegar a gobernar a México, cásate con la que te elija Emilio Azcárraga Jean, eso sí que da mucha suerte.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.