Angélica Rivera, la cátsup sin papa

14 octubre 2017

La esposa de Enrique Peña Nieto, volvió a exhibir su pésimo gusto al vestir, luego de que recibiera al primer ministro canadiense, con un conjunto totalmente rojo, el cual solo sirvió para que los memes se mofaran de la investidura presidencial.

El desalineado estilo de Angélica Rivera, hicieron parecer a cientos de invitados nacionales y extranjeros, que la primera dama iba a unos XV Años, y no a un acto oficial de suma trascendencia para el Ejecutivo Federal.

Lejos de que Angélica Rivera igualara la imagen del Chapulín Colorado, también habría que puntualizar un detalle sumamente lastimoso para millones de mexicanos: la dueña de la Casa Blanca, hizo su reaparición casi un mes después del fatídico sismo del 19 de septiembre, que dejó cientos de muertos, heridos, desaparecidos y personas sin hogar.

Solo una vez, Angélica Rivera hizo acto de presencia en la entrega de víveres para los damnificados, y esa ocasión sirvió para que las revistas del corazón, resaltarán la esencia humanista y altruista de la ex actriz de Televisa.

Está visto, Angélica Rivera no solo se viste mal y tiene los peores gustos de moda posibles; también hace gala de su naquez, y fortalece la visión de millones de ciudadanos: la Gaviota llegó al poder presidencial, solo para hartarse de poder, dinero, riquezas.

La Gaviota se vistió de rojo para recibir a Justin Trudeau, y parecía más un envase de cátsup mediano, que una primera dama. Según la gastronomía, el cátsup sabe más rico con papas a la francesa, hamburguesas, hot dog o pizzas.

Pero Angélica Rivera es una papa sin cátsup.

En pocas palabras, a la esposa de Peña Nieto, no le ha servido de nada viajar constantemente a las tiendas departamentales más lujosas de Nueva York, Paris, Berlín, Roma, Londres, Beverly Hills, Dubai, Los Ángeles, Chicago y Miami.

¡Qué cosas con la Gaviota!

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.