Apreciables Lectores, les Deseamos una Semana Santa llena de Paz y Armonía.

31 marzo 2010

Hace miles de años, un hombre vino a revolucionar los aspectos morales, sociales, incluso políticos, de todas las personas. Jesús de Nazaret, provocó la alegría de las mujeres y de los hombres más pobres; pues una guía de luz y esperanza, llegaba a ellos. Sus palabras de amor y justicia, hicieron eco en el sector más desprotegido de la antigua Jerusalén.  El Sermón de la Montaña, hizo de Jesús, un hombre comprometido con su tiempo y con sus anhelos de ver un mundo diferente.

Orar por los enemigos, ser humildes de corazón, amar a Dios por encima de todas las cosas, predicar la verdad con los hechos, ver por los enfermos, ayudar a los necesitados, son sólo algunas frases que resplandecían en el alma, llena de llanto y de dolor, de un pueblo oprimido por el imperio romano.

Hoy día, Jesús el Cristo, es la figura más emblemática en la historia de la humanidad. No existe persona alguna que no haya siquiera escuchado el mensaje de paz y armonía que trajo este gran hombre, lo cual lo ha llevado a niveles de adoración que jamás han existido ni existirán.

En esta Semana Santa, queremos compartir con ustedes, queridos lectores, estos momentos de profunda reflexión, porque no nos sumamos a quienes quieren seguir representando la crucifixión como el acto simbólico de la vida de Jesús. No. Jesús no es muerte, es vida; Jesús no es derrota, es triunfo; Jesús no es desesperanza, es una luz permanente.

A dos mil años de la presencia física de Jesús de Nazaret,  quisiéramos como un gran sueño, que pudiera regresar a este planeta aunque sea algunos minutos. Hoy más que nunca, necesitamos al Cristo que nos da la paz y la felicidad, con sólo una mirada.

p.d. Por motivos de Semana Santa, retomaremos la información el próximo lunes 5 de Abril. Reciban nuestra gratitud, por todo el apoyo recibido.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.