Aurelio Nuño Mayer, el “pinocho” de la SEP

14 octubre 2015

Aurelio_Nuño_Mayer

Entre los funcionarios más falsos del gabinete de Enrique Peña Nieto, destaca con gran aplomo el secretario de Educación Pública, quien no solo se limitó a ser el más ineficiente de los jefes de la oficina de la Presidencia de la República, sino que ahora se dispone a dejar ese legado de ineptitud al frente de una de las dependencias más importantes para el país.

Con la llegada de Aurelio Nuño Mayer, la Secretaría de Educación Pública sí sufrió cambios trascendentales: ahora el funcionario federal paga millones de pesos diarios a Televisa para que un reportero y un camarógrafo lo sigan a cualquier parte que vaya, así sea para hacer honores a la bandera en una escuela pública recién remodelada o para cubrir actos con organizaciones educativas.

La estrategia es posicionarlo para que peleé la candidatura presidencial.

Por supuesto que los únicos que creen en Nuño son Peña Nieto y Luis Videgaray Caso –su jefe real y directo-, pero de ahí en fuera, no hay quien confíe en su capacidad mucho menos en su liderazgo. Al secretario de Educación le hacen falta como tres vidas más para que logre tener algo de experiencia política.

Pasando al aspecto terrenal, la puntada más reciente que se aventó Aurelio Nuño, fue celebrar que el 90 por ciento de los maestros federales sí fueron a sus escuelas y dieron clases a sus alumnos de manera normal el pasado 12 de octubre.

Si esto hubiera sido cierto, los medios de comunicación nacionales y extranjeros no habrían cubierto la marcha convocada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Las movilizaciones de la CNTE fueron puntualmente difundidas por The New York Times, Los Angeles Times, El País, Reforma, El Universal, Proceso, Aristegui Noticias, CNN, entre otras cadenas importantes.

Curiosamente, el que no informó este hecho fue Joaquín López Dóriga, previo arreglo económico.

Tan solo el estado de Oaxaca, se paralizó por completo.

Entendemos que en esa entidad la CNTE tiene su poder político y económico, pero entonces aquí hay otra contradicción, porque tanto el gobierno de Peña Nieto como el mandatario oaxaqueño Gabino Cué, informaron que no soportarían más los desplantes de la Coordinadora.

Pues ahí están los resultados: la CNTE se pasa por el arco del triunfo a Peña, a la SEP, a Nuño, a Gabino Cué, y a quien se le ponga enfrente. Esos sí son huevos, ¿o de qué otra forma se le puede llamar a la actitud tomada por la disidencia magisterial?

Para eso nos gustaba Aurelio Nuño, para hacernos reír a carcajadas.

¿Mejorar la educación en México? Eso lo decidirá la CNTE…no el gobierno peñista.

Por Luis Enrique Rocha. @luis_journalist




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.