Aurelio Nuño Mayer hundirá más a Meade

6 diciembre 2017

La renuncia de Nuño Mayer como secretario de Educación Pública, llegó en el peor momento para el candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pues la dimisión del consentido de Luis Videgaray Caso, no logrará hacer que el ex secretario de Hacienda y Crédito Público, suba un mínimo en las encuestas electorales.

El que Aurelio Nuño asuma la coordinación general de la campaña de José Antonio Meade, no es ninguna garantía de triunfo, sino todo lo contrario.

Todos los mexicanos sabemos el nivel de Aurelio Nuño: no sabe nada de política, le falta visión, inteligencia, carisma; en sus funciones políticas, suma fracaso tras fracaso.

No hay que olvidar, que fue Nuño Mayer –en sus tiempos de jefe de la oficina de la Presidencia de la República-, quien aconsejó a Enrique Peña Nieto, desatender el asunto de Ayotzinapa. Días después del trágico suceso, el mundo entero supo la magnitud del caso, donde desaparecieron estudiantes de la comunidad de Iguala, Guerrero.

Ya como titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, logró lo que ningún funcionario había hecho: echarse encima al magisterio federal, a los padres de familia y a los alumnos del nivel básico, todo por su estúpida Reforma Educativa, que ha generado más tropiezos que triunfos.

En el plano electoral, ¿alguien sabe si Nuño conoce al menos cómo se prepara una campaña política? ¿El ex secretario de Educación Pública, ha escuchado alguna vez en su vida, la palabra “seccionales”? ¿Cómo pretende inyectarle fuerza Aurelio Nuño a José Antonio Meade, si ni el mismo es fuerte en personalidad?

López Obrador hará trizas a Nuño Mayer, y por consiguiente, a Meade.

Aurelio Nuño tiene dos opciones en los meses por venir: primero, abandonar el barco cuando vea el naufragio del candidato presidencial del PRI; segundo, buscar por la buena una senaduría, para que cuando venga el momento de revisar los desfalcos que hizo en la SEP, pueda tener fuero federal y no tenga que pisar la cárcel.

Nuño es igual o más fracasado que José Antonio Meade.

Ellos dos tendrán que levantarle la mano a un presidente opositor al PRI.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

Se el primero en comentar

150
wpDiscuz