Aurelio Nuño y Eruviel Ávila, los verdaderos verdugos de José Antonio Meade

3 mayo, 2018

El candidato presidencial de la coalición Todos por México (PRI PVEM y PANAL), vive terribles circunstancias al interior de su oficina. En la oficina del priista no priista, nadie se habla, todos se acusan de traición, cualquiera da órdenes; los llamados “generales”, han decidido abandonar la batalla, sabiendo que la derrota está en el horizonte.

En pocas palabras, JOSÉ ANTONIO MEADE, ha dejado de existir.

Las últimas encuestas y los recientes sondeos, ponen al aspirante tricolor como un muñeco de trapo, al que todos mangonean, del que todos se burlan; pero la culpa no es del indio sino del que lo hace compadre, y para reforzar este sabio refrán, basta un botón.

En conferencia de prensa, celebrada el jueves 3 de mayo en la ciudad de Morelia, José Antonio Meade, manifestó que los ajustes en su equipo de campaña seguirán dándose, teniendo como fin, el tratar de remontar los resultados tan adversos que lo ponen a casi 30 y 20 puntos respectivamente de Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés.

“Yo decidí quitar a Enrique Ochoa Reza de la dirigencia del PRI nacional. AURELIO NUÑO MAYER  y ERUVIEL ÁVILA VILLEGAS, seguirán como coordinador y vicecoordinador de mi campaña. Con la llegada de René Juárez Cisneros, como presidente del partido, se revitaliza la estrategia electoral”, señaló el candidato ante el insistente rumor de su declinación.

El cambio que según palabras del propio Meade, él hizo en la dirigencia tricolor, debió fortalecerse al sacar también a Aurelio Nuño y a Eruviel Ávila Villegas, que por decirlo de una manera, se han convertido en los principales obstáculos para que la candidatura despunte.

Nuño y Ávila Villegas, han realizado estrategias para hundir a su candidato, más no para llevarlo a la cúspide. Aurelio no puede soportar que Peña haya elegido a Meade para la candidatura presidencial. Los celos del ex secretario de Educación Pública, ponen al PRI en riesgo de tener una representación digna en el Congreso de la Unión.

Poco se puede agregar del siempre corrupto ex gobernador del Estado de México, quien como vicecoordinador de la campaña, solo ha visto por sus intereses personales, dejando a un lado la tarea de acercar a los sectores mexiquenses a la campaña, dada que su última responsabilidad, fue la de gobernar y liderar ese estado.

Todos sabemos que Eruviel solo quería lograr el fuero constitucional, para no ser perseguido por el gobierno de Alfredo del Mazo Maza, por la infinita corrupción, abuso de poder y enriquecimiento ilícito que se dio durante la gestión del ex alcalde de Ecatepec.

Ávila Villegas será senador próximamente; lo demás le vale un cacahuate.

Aurelio y Eruviel, los amigos y verdugos del candidato presidencial.

Meade ya no puede desprenderse de la porquería política.

Ese es su verdadero infierno; esa es la derrota más dolorosa.

Política y Estilo




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.