Católicos y protestantes unidos contra EPN

2 Junio 2016

Enrique_Peña_Nieto_Gay

La molestia social por la propuesta gubernamental de querer legalizar los matrimonios gay, ha venido en aumento, y todo indica que el Ejecutivo Federal, volverá a causar un debate sumamente desgastante para su investidura.

El diario Reforma, informa el día de hoy, que asociaciones religiosas tanto católicas como protestantes, mostraron su enorme enojo ante la posibilidad de que la comunidad lésbico gay, presione para que las uniones entre personas del mismo sexo, sean contempladas en la Constitución.

La Unión de Asociaciones Cristianas de México, destacó que la unión entre un hombre y una mujer, es el único vínculo indisoluble que garantiza y protege el supremo interés del bienestar del niño.

Al tiempo de rechazar la adopción de niños entre parejas del mismo sexo, las iglesias protestantes indicaron que de acuerdo con la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), el 70 por ciento de los mexicanos están en contra de esto.

En tanto, en el estado de Guanajuato, organizaciones católicas y civiles, se manifestaron afuera de las instalaciones del Comité Directivo Estatal del PRI, donde demandaron dar marcha atrás a la iniciativa de Enrique Peña Nieto.

El delegado del Frente Nacional por la Familia en Guanajuato, Alejandro Arroyo Cárdenas, manifestó a nombre de cientos de personas, su total rechazo a la equiparación de las uniones del mismo sexo con el matrimonio conformado por un hombre y una mujer.

“Queremos expresar nuestro más amplio rechazo a los intentos de ideologización de nuestros niños a través de los contenidos educativos que implica hacer a un lado a los padres y madres de familia”, enfatizó.

El tema de la legalización de matrimonios gay, es un asunto que se está convirtiendo en un punto muy negativo para el PRI y sus aspiraciones políticas. El darle más derechos constitucionales a las personas del mismo sexo, no fue analizado detenidamente, ya que la mayoría de la población, aún conserva los principios y valores tradicionales de la familia.

En ese caso, el PRI no midió las consecuencias políticas y electorales que conllevaría apoyar la iniciativa de Enrique Peña Nieto. El presidente de la República, midió equivocadamente el terreno, al echar a andar una propuesta de apoyo a la comunidad homosexual, y el resultado ha sido tan letal para él, que ha conseguido en poco tiempo que las iglesias católicas, cristianas evangélicas, y organizaciones civiles, se sumen para rechazar dicha iniciativa.

(PyE)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Todos merecemos respeto, eso no se discute. Lo que se rechaza es que se quiera equiparar el matrimonio entre sexos iguales al matrimonio entre un hombre y una mujer. E igual se rechaza que se les permita adoptar niños, porque los niños merecen tener madre y padre. Recuerden Sodoma y Gomorra. Que no vuelva a ocurrir.

El título de su nota es discriminatorio! “Católicos y protestantes unidos contra EPN”. Están equivocados, yo soy católico, y no estoy en contra de la comunidad LGTB. Estoy en contra de la discriminación en todos los ámbitos y a favor de la tolerancia y el humanismo. Deberían corregir su título y hacer una encuesta independiente.

wpDiscuz