Coacalco, la cueva de ladrones del PRI

18 diciembre, 2018

El Ayuntamiento de Coacalco -que fue gobernado en una primera etapa por Erwin Castelán Enríquez, y casi al final de la administración por José Gabriel Pawling Alva-, se convirtió en el refugio de personas con muy bajo nivel moral y político, quienes ocasionaron un quebranto económico sin precedentes al municipio.

De todos es sabido quién es Erwin Castelán -que bajo la conducción y manipulación del siempre cuestionado David Sánchez Isidoro-, buscó siempre el beneficio del grupo al que pertenecía (o pertenece), poniendo en las principales áreas a mujeres y hombres que no tenían idea de lo que era una planeación…solo sabían robar y hacer de las suyas.

Pasaríamos horas leyendo el currículum corrupto de cada uno de los directores municipales, pero para ejemplo basta un botón: María del Carmen Anaya Rosas –directora de Normatividad-, que fue detenida por elementos del Grupo Anticorrupción del Gobierno del Estado de México, precisamente cuando Pawling Alva, presentaba el Tercer Informe de Gobierno.

Anaya Rosas, fue acusada por extorsionar a empresarios y comerciantes con cantidades de 10 mil a 100 mil pesos, para que sus negocios no fueran clausurados por parte del Ayuntamiento. María del Carmen, tiene malos antecedentes desde la época de Roberto Ruíz Moronatti.

Este es el caso de corrupción que ha tenido mayor difusión; sin embargo, las áreas de Seguridad Pública, Obras Públicas, Desarrollo Social, Tesorería, Sistema Municipal DIF, Protección Civil, entre otras, son un hervidero de transas millonarias y de complicidades denigrantes.

Los habitantes de Coacalco reclaman a las autoridades mexiquenses, en especial al gobernador Alfredo del Mazo Maza, que revise exhaustivamente cada peso robado por esta administración, ya que la ciudadanía resultó gravemente afectada por tanta corrupción. Está por demás decir que Coacalco es una localidad abandonada por el Ayuntamiento, y gobernada por grandes bandas delincuenciales.

Este legado deja el PRI al nuevo gobierno de MORENA.

La gente confía en que el próximo alcalde, Darwin Eslava, sabrá gobernar con mano dura, al tiempo de generar confianza ciudadana y empresarial, considerando que el municipio que gobernará, es de los más importantes en el Valle de México, por lo que es indispensable hacer de esta localidad, una puerta de progreso y oportunidades.

Sin duda, el PRI convirtió a Coacalco en una auténtica cueva de ladrones.

Editorial




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.