COLABORACIÓN ESPECIAL. Enrique Peña Nieto: Compromiso por la Gobernabilidad / Por Enrique Jacob Rocha.

8 septiembre, 2010

La rendición de cuentas es un ejercicio democrático que fortalece la confianza ciudadana en las instituciones y en la labor del gobierno. Representa al mismo tiempo, un mecanismo que coadyuva a la gobernabilidad. Bajo esta lógica, el pasado domingo 5 de septiembre, el Gobernador del Estado de México, el Licenciado Enrique Peña Nieto, rindió su Quinto Informe de Gobierno ante la ciudadanía, aquella que confío en él al brindarle su voto hace cinco años, aquella a quien le empeñó su palabra y ante quien se comprometió a cumplir todos y cada uno de los compromisos firmados públicamente ante Notario.

Si bien es cierto, que se resaltó el cumplimiento de 508 de los 608 compromisos signados; su labor de gobierno no ha quedado circunscrita a esta cantidad limitativa; sino que ha ido más allá, al impulsar muchas más obras y acciones en beneficio de los mexiquenses.

Por encima de los  números, lo que queda claro tras este Informe de Gobierno, es que la Administración del Licenciado Enrique Peña Nieto, dejará una profunda marca distintiva en el Estado de México, al sentar las bases para el rumbo que deberá tomar nuestra Entidad en los próximos años. Un rumbo de crecimiento económico, de mejoramiento de la gestión pública, de responsabilidad democrática, de construcción de acuerdos y sinergias, de una mejor calidad de vida para los mexiquenses.

En una clara muestra de madurez política, no sólo se hizo referencia a los logros, sino también a las deudas pendientes, a las demandas ciudadanas que aún faltan por satisfacer, se escucharon las voces de diferentes expresiones políticas que reclamaron no dejar de lado los problemas sin resolver que todavía aquejan a la sociedad mexiquense.

Pero a la par, esta misma madurez política, este compromiso por la gobernabilidad, ésta responsabilidad democrática; es el motor que debe impulsar la autocrítica, la revisión profunda y minuciosa de los obstáculos que nos impiden definir objetivos claros de largo alcance, de gran visión, orientados a mejorar las condiciones de vida de los mexicanos.

Uno de estos grandes obstáculos que enfrentamos actualmente es la desmedida ambición de intereses particulares que pretenden emplear a la democracia como un medio para acceder al poder por el poder mismo, desvirtuando nuestra forma de gobierno, fracturando la gobernabilidad y frenando el proceso de desarrollo del país.

Así lo subrayó el propio Licenciado Enrique Peña, al afirmar que la integración de alianzas entre fuerzas políticas con principios e ideologías contrapuestas, sólo fomentan una democracia sin contenido, lo cual termina por convertirse en una forma de autoritarismo, una figura antidemocrática.

Es por ello, que el llamado del Gobernador Enrique Peña Nieto, sea para construir gobiernos comprometidos, capaces, eficientes, corresponsables en el diseño de una democracia con altas miras de desarrollo. Es el momento de transitar de una democracia electoral, a una democracia más consolidada, a una democracia de calidad que brinde a toda la población la posibilidad de ascender en la escala social, de alcanzar una vida digna, de vivir plenamente con un alto grado de bienestar social.

Esta es la piedra angular que debiera guiar el esfuerzo conjunto de todos, el eje sobre el cual se construyan los acuerdos, se generen las sinergias. Este es el derrotero que se delinea en el Estado de México, éste es el rumbo que ha marcado la administración del Licenciado Enrique Peña Nieto: Gobernar para la gente, gobernar para servir a la sociedad.

El Articulista, es Presidente de la Comisión Legislativa de Planeación y Gasto Público de la LVII Legislatura del Estado de México.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.