Cómo reconocer si un niño tiene Síndrome de Asperger

19 febrero, 2018

Perteneciente a los trastornos del espectro autista, el Síndrome de Asperger, se define como un trastorno del neuro desarrollo que tiene como principal característica la afectación en el área de la interacción social y la presencia de patrones de conductas e intereses rígidos y repetitivos en quienes lo padecen.

Según explica Carolina Arizcaín, sicóloga Infanto-Juvenil de Clínica Bicentenario, “los niños con Síndrome de Asperger suelen presentar dificultades para desarrollar, mantener y comprender las relaciones sociales, siendo complejo para ellos interpretar las claves de interacción social y mostrar reciprocidad socio emocional”.

Asimismo, sostiene que “con este trastorno se evidencia un estilo de lenguaje literal y habla peculiar, suelen comunicarse de manera bastante formal y monótona dando cuenta además de un ritmo y entonación particular al momento de hablar y en el que la comunicación no verbal se caracteriza por el uso restringido de gestos y expresiones faciales”.

¿Cuándo evidenciamos si nuestro hijo tiene Asperger?

Según la sicóloga, “usualmente es posible realizar el diagnostico a partir de los 2 años de vida, sin embargo, resulta común que el diagnóstico sea más bien tardío y coincida con el inicio de la escolarización de los niños.

Consecuentemente, se suele establecer la confirmación diagnóstica entre los 5 y 6 años, momento en que se hacen más evidentes las dificultades asociadas a sus habilidades sociales, particularidades de su lenguaje e intereses restringidos”.

¿Puede ser pasajero?

El Síndrome de Asperger es una condición permanente en la vida de las personas. No obstante, lo anterior, la detección y diagnóstico temprano, así como también el trabajo con un equipo multidisciplinario –que incluye a neurólogos, psicólogos, terapeutas ocupacionales y fonoaudiólogos– permite favorecer la funcionalidad en la vida y cotidianidad de los pacientes, así como también una mayor integración social con su grupo de pares” detalla la especialista.

¿Tiene beneficios?

Por sobre las dificultades que presenta este trastorno, la experta cuenta que quienes viven con Asperger “habitualmente presentan una notable memoria, orientación al detalle que favorece que tengan una visión original de ciertas cosas y situaciones, habilidades matemáticas, pensamiento lógico, amplio vocabulario. Presentándose como niños genuinos, espontáneos, honestos e inocentes”.

Terapias

Desde el ámbito de la psicología infantil, “los objetivos terapéuticos se orientan en favorecer la regulación de las conductas disruptivas y desadaptativas, la disminución de los patrones de rigidez, reconocimiento de emociones propias y de otros, así como también el fortalecimiento de habilidades sociales” comenta la sicóloga, quien además menciona que destacan dos modelos terapéuticos.

“Uno es ABA, que es una terapia basada en el análisis conductual aplicado, que se orienta a la reducción de comportamientos inapropiados, así como también pretende el aumento en el repertorio conductas adecuadas y nuevas habilidades. Por otro lado, el modelo de Denver que es una intervención temprana que propicia la imitación, la comunicación, la motivación social, las habilidades sociales, cognitivas y motoras, la conducta adaptativa y el juego”.

*Texto de BiobioChile




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.