¿Listo el desafuero para el líder petrolero, Carlos Romero Deschamps?

4 agosto, 2014

El escándalo de corrupción de Petróleos mexicanos (Pemex), ha llegado al límite de la paciencia de todos los sectores sociales, incluyendo al clero. Sí, leyeron bien estimadas y estimados lectores: la Iglesia Católica, ha puesto más leña al fuego, señalando que para hacer posible el éxito de la Reforma Energética, es necesario sanear a la empresa paraestatal.

En una muy controvertida editorial publicada el día de ayer en su órgano informativo, Desde la Fe, el clero levanta la voz y recuerda el dictamen sobre la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria de las Comisiones Unidas de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados.

PemexEn ella se describen los privilegios que inflaron las deudas de Pemex: pensiones “más generosas” que las del IMSS y el ISSSTE, mayores obligaciones devengadas de pasivos laborales, lastres en sus finanzas. “La solución –según el dictamen– es la intervención del gobierno federal, siempre y cuando el Sindicato de los Trabajadores Petroleros modifique el contrato colectivo para reducir el pasivo laboral”, destaca el escrito.

Sin ningún tipo de limitación, Desde la Fe, resalta el gasto en prestaciones “increíbles” o cuando el producto de la riqueza del subsuelo, simplemente, desapareció. Además, subraya los pagos improcedentes de contratos, pérdidas millonarias en la producción, arrendamientos sin cobrar, licitaciones directas improcedentes.

Añade la suspensión en el desarrollo de Sistemas de Recursos Humanos y de Nómina que implicaron el pago de 444.7 millones de pesos y/o la suspensión de la Sistematización del Proceso de Finanzas sin “que se hayan aprovechado los trabajos realizados” por los cuales se pagaron 176.2 millones de pesos.

“La Reforma Energética pretende que nuestros recursos sean mejor aprovechados, pero parecería eclipsada por el daño financiero de una empresa que ha sido botín de pocos y lastre para los contribuyentes. Que la Federación asuma parte de este financiamiento como algo sano, no justifica, de forma alguna, la opacidad, la falta de rendición de cuentas y, más grave, la corrupción porque un gremio, nacido de la lucha, abusó de sus derechos hasta comprometer el futuro de los trabajadores”, finaliza el comunicado.

¿Así o más clarito? ¿Qué habrá pensado el presidente de la República después de leer la editorial católica? ¿Será momento de planear la estrategia de desafuero en contra de Carlos Romero Deschamps? ¿Podrá sostenerse el gobierno federal ante tanta presión por meter a la cárcel al político más corrupto del país? ¿Podrá Peña Nieto contra el poder de la Iglesia Católica?

Demasiado extraño el texto avalado por la Iglesia Católica, sobre todo porque en los últimos años, ha sido el mismo clero el que ha cobijado a personas de muy dudosa reputación. Aunque habría que analizar más a fondo el contenido de la publicación, es digno de reconocer que en esta ocasión, los obispos están del lado de las clases populares.

Lo que se escribe en Desde la Fe, es más que editorial; al buen entendedor, pocas palabras.

El desafuero de Carlos Romero Deschmps, está a la vista.

Parafraseando el momento, las plegarias de millones de mexicanos, dieron resultado.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.