CULTURA. Saramago, Monsiváis y la Fiesta en el Vaticano.

21 junio, 2010

Un fin de semana trágico para las letras, la intelectualidad, el conocimiento, la crítica objetiva y la visión profunda, sirvieron de carnada para preparar el gran banquete del Vaticano. La Iglesia Católica, Apostólica y Romana, está de fiesta y de plácemes ante la muerte de José Saramago y Carlos Monsiváis.

Nada mejor para Benedicto XVI que disfrutar la desaparición física de estos dos “inmortales”. Apenas falleció Saramago y el diario oficial del Vaticano, festejaba la muerte de este “extremista”, como lo calificaron.

“El Evangelio Según Jesucristo”, la obra master de José Saramago, puso como manifiesto la idea del autor, más no la verdad absoluta sobre el llamado “cristianismo”. En su novela, el portugués, mostró también a un Jesús más humano, fuera de su contexto lleno de deidad.

Un día después, el sábado 19 de junio, Carlos Monsiváis, dejaba el corazón de la cultura mexicana lleno de tristeza y desolación, pero con una gran sonrisa en el rostro de Norberto Rivera Carrera.

Carlos Monsiváis, de fe y convicción metodista, fue de los pocos que alzaron la voz a favor de los grupos minoritarios. Sus textos, llenos de elocuencia y lucidez venerable, formaron la conciencia crítica de todo un país, ante los abusos del poder y del clero, últimamente cuestionando la pederastia de sacerdotes.

En fin, el clero se ha quitado dos grandes obstáculos de encima. Sin duda, el Vaticano está de fiesta. El pensamiento liberal, está de luto. El mundo de la libertad de expresión, se apaga poco a poco.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.