David Castañeda Delgado y su mafia, extinguen al PRI en Atizapán de Zaragoza

2 junio 2015

Silvia_Márquez_Velasco

Los planes le fallaron a David Castañeda Delgado, y a toda su camarilla de mafiosos priistas que comandan al Comité Directivo Municipal de Atizapán de Zaragoza; nada pudo revertir el repudio, la desconfianza, la desaprobación, y la apatía que siente la comunidad hacia quienes destrozaron sus expectativas de vida en años anteriores.

La gente sí tiene memoria, y ha decidido sepultar a los pillos que se disfrazan de candidatos…y a Silvia Márquez Velasco, sí que le queda muy bien este saco. Los milagros existen, y el PRI de Atizapán de Zaragoza, está a nada de desaparecer.

Y lo que es la paradoja de la vida: David Castañeda Delgado, quiso seguir acuchillando a los atizapenses, al imponer la candidatura de Silvia Márquez Velasco, y el que terminó como perro atropellado fue él mismo.

En estos momentos, se le puede preguntar a las amas de casa, a los estudiantes, a los trabajadores, a los comerciantes, a los empresarios, a los empleados y policías del Ayuntamiento, si votarían por Silvia Márquez Velasco, y la respuesta será contundente: jamás.

Bueno, el caso del PRI en Atizapán de Zaragoza es tan grave, que ya no es necesario mostrar las encuestas de salida que le dan más de 12 puntos de ventaja a la panista Ana Balderas; esos datos están por demás, porque el recuerdo de la patética y corrupta administración de David Castañeda Delgado, es la estadística más real.

En este espacio, nos hemos preguntado cientos de veces por qué David Castañeda Delgado no está en prisión, y la respuesta es la misma: porque su amigo y patrón Eruviel Ávila Villegas, así lo quiere.

En este contexto, no hay mucho que debatir: Ana Balderas, será la próxima presidenta municipal de Atizapán de Zaragoza, a pesar de que Castañeda Delgado ya haya amenazado a toda la localidad de que va incendiar cada rincón de las colonias con tal de robarle el triunfo a la panista.

Lo que no sabe David Castañeda, es que mientras él siembra odio, terror y miedo; la gente, promueve la libertad, el pensamiento civilizado, el orden, la democracia, la participación, y esos valores desconocidos por el hampón priista, son más letales que cualquier arma.

Ojo: David Castañeda está muy enojado, pero no le hagamos caso, él solito se va.

Por el bien de Atizapán de Zaragoza, no votemos por el PRI.

(Editorial)

p.d. ¡Estás escuchando, Eruviel!




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.