David Korenfeld: el corrupto incorregible

6 abril 2015

David_KorenfeldEl director general de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), David Korenfeld Federman, no dudó ni un solo minuto en usar el helicóptero oficial del organismo para trasladar a su familia completa de Huixquilucan al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, de donde partirían a la exclusiva zona turística de Vail, Colorado.

Esquiar en la nieve, es uno de los pasatiempos más lindos de la millonaria familia del funcionario federal; una o dos veces al año, Korenfeld Federman, lleva a los suyos a encontrarse con la maravillosa naturaleza blanca que cubre las montañas más bellas de Estados Unidos.

En Vail, Colorado, es muy común encontrar a artistas millonarios, como Tom Cruise, Tommy Motola con su esposa Thalía, Ricky Martin, Bruce Willis, Jennifer López, la familia Kardashian, el magnate Bill Gates, la multimillonaria familia Camil, o al cantante mexicano Luis Miguel.

Estas famosas celebridades no tienen reparo alguno en pagar alrededor de 200 mil pesos mexicanos por noche en cada uno de los exclusivos hoteles. Las comidas, la compra de souvenir, o cualquier otro gusto excéntrico que quieran darse los millonarios, pueden incrementar la cuenta en otros 200 mil pesos más.

En resumen, las benditas vacaciones de Semana Santa de la familia Korenfeld, iban a costar casi dos millones de pesos. Es decir, el uso incorrecto del helicóptero oficial de la CONAGUA, resulta ser un chiste de niños.

De ese tamaño es el cinismo del gobierno de Enrique Peña Nieto. Todos, absolutamente todos los funcionarios federales, desde el menor hasta el mayor, saben muy bien que el periodo 2012-2018 es el sexenio de Hidalgo y chingue a su madre el que deje algo.

La Secretaría de la Función Pública (SFP), Virgilio Andrade, y todos los que trabajan en esa dependencia, no valen ni un cacahuate. Todos ellos son unos ladrones de cuello blanco. Cobran millones de pesos al mes por no hacer nada. Son parásitos.

A pesar de tanta mentira en los discursos presidenciales, Enrique Peña Nieto tiene que correr a patadas a David Korenfeld Fedrman, si es que acaso quiere que la ciudadanía le tenga un mínimo de respeto a la institución que él encabeza desde Los Pinos.

Ya está visto que en un gobierno priista todo puede pasara, y el saqueo real, apenas está por venir. Ya se vivió con Díaz Ordaz, Echeverría, López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, y seguramente hubiera sido igual si Luis Donaldo Colosio hubiera llegado a ser presidente.

Todos son unos corruptos incorregibles. El escándalo de David Korenfeld, solo representa una mínima parte del sistema podrido. México entero (menos los políticos priistas), está tan convulsionado por las transas gubernamentales, que realmente es de pensarse cómo reparará el tricolor los daños sufridos después del 7 de junio.

La cuestión aquí, es ya no enfadarse.

Es el PRI, y aquí nos tocó vivir.

Por Luis Enrique Rocha ( @luis_journalist )




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.