David Sánchez Guevara: poder, venganza, encarcelamiento y libertad

31 enero, 2018

Después de tres años de estar encerrado en el penal de Otumba, el ex alcalde de Naucalpan quedó en libertad al pagar una fianza de 6 millones pesos, por el delito de peculado de una obra que jamás se realizó.

Todos conocemos la historia de David Sánchez Guevara, y todos supimos bajo qué condiciones su ascendente carrera política, cayó en el abismo total. Traiciones, complicidades, venganzas, cobros de facturas políticas y personales, y un sinfín de situaciones, llevaron a la desgracia a uno de los priistas más representativos del Valle de México.

Para entender la relevancia de Sánchez Guevara en el contexto político, bastaría mencionar que fue parte de la generación dorada del presidente Enrique Peña Nieto, quien lo cobijó y respaldó en todas las acciones…menos en el momento de su aprehensión, antes de que protestara como diputado federal por segunda ocasión.

David Sánchez Guevara siempre brilló por su carisma y liderazgo; también sobresalió por brindar una exagerada confianza a personajes de muy dudosa capacidad y reputación. En su oficina de la presidencia municipal de Naucalpan, Sánchez Guevara siempre estuvo rodeado por intereses políticos y económicos, y muy pocas veces, por iniciativas e ideas.

El que le hayan descubierto infinidad de desfalcos y fraudes, no fue algo exclusivo de Sánchez Guevara; es decir, no precisamente fue el único alcalde que desvió o ha desviado recursos, o que tuvo el desatino de entregarle la Iglesia a Lutero. Tal vez el principal error del fundador de Kairos, fue el despreciar en toda la extensión de la palabra a Eruviel Ávila Villegas y a José Manzur Quiroga, quienes no le perdonaron dicha afrenta.

Eruviel y Manzur, desplegaron todo su poder para aplastar a Sánchez Guevara (aprovechando que ya no estaba como edil, y que se encontraba haciendo campaña para lograr la diputación federal).

Pero los planes del ex gobernador y del ex secretario general de gobierno, solo podrían consolidarse al tener a una persona adentro del Ayuntamiento de Naucalpan, la cual podría tener a la mano, todos los expedientes, papeles, facturas, cheques y firmas.

Esa persona resultó ser la ex alcaldesa sustituta, Claudia Oyoque Ortiz, quien siempre ha pertenecido al grupo de Manzur Quiroga. De hecho, después de entregarle el poder al panista Edgar Olvera Higuera, Oyoque encontró refugio en una oficina insignificante dentro de la Secretaría General de Gobierno.

El destino de Sánchez Guevara, ya estaba decidido.

Horas antes de su toma de protesta como parte de la LVIII Legislatura, David Sánchez fue arrestado…y ya nada volvió a ser igual. Hoy día, después de tres años de prisión, el ex alcalde ha quedado libre.

La historia del ex presidente municipal de Naucalpan, debe quedar registrada como parte de las venganzas de las altas esferas políticas. El encarcelamiento de Sánchez Guevara, también debería servir como escarmiento para todos aquellos alcaldes priistas y no priistas, que siguen saqueando las arcas municipales, y que al sentirse cobijados por la clase política, hacen y deshacen a su antojo.

¿Qué le queda por hacer a David Sánchez? Suponemos que mucho, sobre todo, porque hoy más que nunca deberá tratar de limpiar su nombre. Si él cree, que su desgracia personal, fue un plan orquestado, deberá señalarlo inmediatamente. Pero si él está consciente de que en su administración existieron situaciones llenas de corrupción y vergüenza, también es importante que lo admita.

El resurgimiento de todo ser humano, tiene que ver con su capacidad de aceptar errores y culpas. Las mujeres y los hombres, pueden tropezar en un túnel muy oscuro; pero a pesar de las sombras, deben estar convencidos de que la luz, también puede resultar ser la más fiel compañera y cómplice.

“Yo no hablo de venganzas ni de perdones, porque el olvido es la única venganza y el único perdón”, dijo Jorge Luis Borges. Es momento de que David Sánchez Guevara, deje atrás todos sus momentos oscuros. La vida ofrece oportunidades invaluables. Ha llegado la hora de reivindicarse ante la sociedad.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.