¿Defiende Eruviel la libertad de expresión?

2 Diciembre 2016

eruviel_avila

El ataque que sufrió la periodista del diario Reforma, por parte de la policía estatal en Atizapán de Zaragoza, es una clara muestra de que entre el dicho y el hecho hay un enorme trecho, y aquí el único que sale golpeado políticamente es Eruviel Ávila Villegas.

Lo bueno es que el gobernador solo puede salir lastimado políticamente, porque si hubiera vivido lo que vivió Iris Velázquez, entonces toda la clase priista del país, ya hubiera puesto el grito en el cielo, y habría exigido llegar hasta las últimas consecuencias.

Pero como Iris Velázquez es mujer, reportera y denuncia cada acto de corrupción gubernamental, entonces se le puede hacer lo que sea, total vivir o trabajar en el Estado de México es lo mismo que cometer un suicidio.

“La Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la 59 Legislatura mexiquense expresó su repudio a cualquier acto que atente contra los derechos humanos y la libertad de expresión y se pronunció para que se esclarezcan los hechos y se deslinden responsabilidades de los hechos registrados el pasado 30 de noviembre en el operativo del predio Loma Larga, de Atizapán de Zaragoza, en los que resultó afectada Iris Mabel Velázquez Oronzor, periodista del periódico Reforma”.

Esto es lo que dice el comunicado oficial de los diputados mexiquenses.

Cualquiera aplaudiría este “noble gesto” de nuestros legisladores; sin embargo, todos sabemos que lo que se dice en el Congreso local, puede estar disfrazado de la manera más terrible. Es decir, con tal de asumir que están preocupados por la libertad de expresión, los diputados son capaces de vender su alma al diablo.

Insistimos: del dicho al hecho hay un trecho.

En otro país, los policías estatales y el ministerio público, que golpearon y humillaron a Iris Velázquez, ya hubieran sido encarcelados inmediatamente, porque no solo es la censura a la libertad de expresión, sino el querer lastimar con saña y coraje a una mujer que cumple con su trabajo de la manera más honesta y profesional.

¿Pero qué piensa sobre esto Eruviel Ávila Villegas? ¿Le habrá preocupado en realidad el caso o solo les dio el avión a los periodistas que le preguntaron sobre ese lamentable hecho? ¿Por qué el gobernador no ha convocado a una conferencia de prensa, esas que tanto le gustan, para ofrecer un mensaje de respaldo y solidaridad hacia Iris Velázquez?

Insistimos: del dicho al hecho hay un trecho.

Eruviel podrá tener a los mejores asesores de imagen, empezando por Alejandra Sota –ex coordinadora de comunicación de Felipe Calderón Hinojosa-, pero también seguramente tiene a los peores policías del país, quienes solo obedecen órdenes de uno peor que ellos.

Podríamos comprender que Eruviel no quiera tratar el asunto de la periodista Iris Velázquez, porque él ahorita tiene asuntos más relevantes que atender, como son los señalamientos de corrupción a la mayoría de su gabinete; y su enorme estrategia publicitaria, para posicionarse como el candidato número uno a la Presidencia de la República.

A lo mejor el mandatario estatal, está analizando cómo le va hacer, cuando Peña Nieto solo le anuncie quién será el candidato priista del Edomex; o en el peor de los casos, Ávila Villegas no puede dormir, porque el fantasma de Javier Duarte de Ochoa, recorre cada oficina del Palacio de Gobierno en Toluca.

Al parecer, Eruviel está ocupado en muchas cosas, pero no en las que debe.

La agresión contra Iris Velázquez, es comparable a la que sufren corresponsales de guerra.

¿Se imaginan a Eruviel como presidente?

Así las cosas en el Estado de México: los periodistas honestos y valientes, son amenazados, golpeados, ultrajados y humillados; y las mujeres de gran valía, son tratadas como un objeto, y esto no es sorprendente, tomando en cuenta que en el territorio mexiquense, ser mujer es altamente condenable.

Algo tendrá que hacer, gobernador.

El estado que encabeza, se le está saliendo de control, y no es de ahorita, sino de siempre; solo que en estos momentos, todos los grupos al interior del PRI, quieren verlo derrotado y acabado, y usted les está dando tela de donde cortar.

El periodismo crítico y objetivo, seguirá señor gobernador.

¡Estamos indefensos, señor candidato presidencial!

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.