Donald Trump aplasta a Luis Videgaray

11 enero 2017

luis_videgaray

La salida de Claudia Ruiz Massieu de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), se dio de la peor manera: en vísperas de Navidad, el presidente Enrique Peña Nieto citó a la sobrina de Carlos Salinas de Gortari, supuestamente para hablar te mas coyunturales.

Pero algo muy extraño sucedió en la Residencia Oficial de Los Pinos: la aún canciller, se encontró a Luis Videgaray Caso quien iba acompañado por todo su equipo de trabajo. Se saludaron, se desearon lo mejor, y adiós.

Ruiz Massieu llegó con Enrique Peña Nieto, y el presidente sin guardar un mínimo de respeto por la brillante mujer, le pidió su renuncia a la SRE, para que Videgaray ocupara esa dependencia lo más pronto posible, y se dedicara a plantear acercamientos con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

La decisión presidencial tenía como sustento que Luis Videgaray había tenido la visión necesaria para traer a México al entonces candidato republicano. La historia de la renuncia de Videgaray a la Secretaría de Hacienda, ya todos la sabemos.Sin embargo, la suerte le sonrió a Videgaray cuando la madrugada del 9 de noviembre se informaba sobre el catastrófico triunfo de Trump.

Esta versión fue difundida por el prestigiado columnista Raymundo Riva Palacio.

Esta anécdota viene a colación por todo lo que ha sucedido en las últimas horas: el racista magnate norteamericano, subrayó en su primera conferencia con la prensa mundial, que México sí pagará el muro que se construirá en la frontera a como dé lugar.

Horas después de que Trump fortaleciera el compromiso que hizo en campaña, el presidente de México salió para señalar que nuestro país no pagará ningún muro fronterizo. El problema de lo dicho por Peña Nieto, es que lo hizo de una manera tan débil y miedosa, que más de uno ya se hizo a la idea de que habrá fuerza política mexicana, que impida la edificación de un muro en nuestro territorio.

¿Entonces para qué sirvió la llegada de Luis Videgaray a Relaciones Exteriores?

Se supone que el ex secretario de Hacienda era el vínculo directo con Donald Trump, y que por eso Enrique Peña Nieto le había regalado la Secretaría de Relaciones Exteriores. Se supone también, que desde el primer momento en que Videgaray pisara la dependencia, empezaría a delinear esquemas de trabajo para que la relación con el nuevo gobierno de Estados Unidos fuera fructífera y cordial.

Pero en vez de trabajar, Luis Videgaray se ha dado a la tarea de visitar todos los medios de comunicación masivos, para que la clase política y la ciudadanía piensen equivocadamente que él es el que resolverá todos los problemas que tiene Trump con México.

Lo que hizo el día de hoy el presidente electo de los Estados Unidos, fue una cachetada inmisericorde a las aspiraciones de política exterior de Luis Videgaray Caso, y por supuesto, de Enrique Peña Nieto.

Lo apuntamos en una editorial en este mismo espacio: Luis Videgaray Caso se ha convertido en un auténtico peligro para nuestro país, y no solo por tener una figura tan llena de corrupción, abuso de poder y enriquecimiento ilícito, sino porque además, no cuenta con la fuera necesaria para hacerle frente al monstruo de mil cabezas llamado Donald Trump.

En fin.

Que Dios nos agarré confesados, porque Trump está enfurecido y nos quiere exterminar.

¿Qué hay que agregar de Peña Nieto y Luis Videgaray?

Nada…ellos ya no son nada ante el escenario mundial.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.