Lula “golea” a Peña Nieto

9 junio 2014

Hace poco más de un año, el ex presidente brasileño Luis Ignacio Lula da Silva, llegó a tierras mexicanas invitado por Rosario Robles Berlanga, con motivo del lanzamiento de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

El chiste de que viniera el famoso político izquierdista –claro, bajo un contrato de varios miles de dólares– fue para que atestiguara el trabajo gubernamental en uno de los temas más preocupantes y sensibles para la mitad de nuestro país: la miseria.

Enrique_Peña_Nieto_Lula_Da_SilvaLula da Silva, aterrizó en Chiapas, en el mes de abril de 2013, para avalar –dado su pleno conocimiento en la materia- los esquemas que serían aplicados para erradicar el hambre en las comunidades más apartadas en cada estado de la República.

Al ex mandatario carioca, no le alcanzaba la boca para alabar la propuesta emprendida por Enrique Peña Nieto. De hecho, en esa ocasión, comparó la labor del presidente mexicano, con lo que él hizo en Brasil; en el país sudamericano, según estadísticas oficiales, se logró combatir el hambre de 30 millones de personas.

Y bla bla bla…

Ahora, las cosas han cambiado drásticamente: Lula da Silva, ha señalado que México está peor que Brasil, y que la gran promesa económica, es una “auténtica mentira”. Esta declaración, la hizo con la presencia de analistas financieros, quienes se quedaron con la cara de “what”, sobre todo porque se pensaba que entre Lula y Peña Nieto, había cierta amistad.

¿Dijo alguna mentira el brasileño?

Eso es lo más inquietante para el gobierno de Enrique Peña Nieto: el que personajes principales de la política mundial, que participan en los foros más importantes del mundo, y a donde llevan un retrato de lo que pasa en cada país que visitan, estén hablando muy mal de lo que se hace en México.

El escenario, no puede resultar más negativo para el gobierno de la República, pues la declaración -que fue publicada por medios influyentes como El País- vuelve a golpear la credibilidad de la administración federal, dándole la razón a los analistas que muestran a una economía mexicana cada vez más débil.

Una tras otra…no hay día en que no se difunda algo en contra de las estrategias gubernamentales.

Mientras Peña Nieto, regala al Papa la playera de la selección mexicana de fútbol; y mientras la mitad del país está por derrumbarse, el mandatario mexicano va a España a darle la sentida despedida como rey, a Juan Carlos de Borbón, lo cual podría resultar un espejo…al paso que se va.

¿Le darán ganas a Rosario Robles de volver a invitar a Lula?

En épocas futboleras, podemos decir que Lula “goleó” a Peña Nieto.

(EDITORIAL)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.