Edgar Olvera destroza a Naucalpan

2 Mayo 2016

Edgar_Olvera

La inseguridad que se vive en uno de los municipios más importantes del país, ha provocado que las alarmas de los gobiernos federal y estatal, se enciendan al máximo. Ante la gravedad de la situación, comenzarán a diseñar una estrategia de seguridad altamente efectiva, considerando que el gobierno municipal, no solo no hace nada para proteger a su ciudadanía, sino que la lleva al abismo.

Para nadie es un secreto que Edgar Olvera Higuera no sirve para nada, y la misma comunidad que votó por él, hoy se da golpes contra la pared, arrepentida de haber confiado en un político sin visión, sin inteligencia, y aparte de todo, mandilón en todos los sentidos.

Tristemente, el desastre municipal de Naucalpan se incrementa día a día. Los muertos y los desaparecidos, son una constante en una alcaldía que está a merced de la delincuencia organizada. El papel que ha desempeñado el Comisario Arturo Rodríguez García, es tan nefasto, que su renuncia debió haber ocurrido desde hace mucho tiempo.

Los mensajes de Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila Villegas, son más claros que el agua: Edgar Olvera, quítate, hazte a un lado, esfúmate, no estorbes, vete muy lejos, y/o haz como que trabajas, porque ahora el Ejército Mexicano y la Policía Estatal, estarán al tanto de la seguridad de los naucalpenses.

¿Entendió el mensaje el alcalde de Naucalpan o se lo explicamos?

Bastaron cuatro meses para que los naucalpenses evidenciaran la mediocridad de Edgar Olvera, quien dejó de ser el presidente municipal de Naucalpan, para convertirse en un títere de los intereses de Francisco Santos Covarrubias y compañía, que hoy día, son los que deciden qué se hace y qué no se hace en toda la alcaldía.

Esperamos que los operativos del Ejército y de la Policía Estatal, ofrezcan la paz y la seguridad que tanto reclama la ciudadanía. Es preciso subrayar, que la policía municipal de Naucalpan, es la que menos culpa tiene del desorden social, ya que ni siquiera se les dota de los equipos necesarios para combatir a las grandes bandas delictivas.

Por desgracia, muchos policías han fallecido, por enfrentarse valientemente a los delincuentes. En este renglón, ¿qué les ha ofrecido Edgar Olvera a las familias de los uniformados asesinados? ¿Los sigue mareando con el choro de que ahora sí acabarán con los criminales?

El alcalde de Naucalpan es tan patético, que ya hasta conocemos los falsos discursos que pronunciará. Lo peor de todo, es que esto es apenas el comienzo, y los naucalpenses no saben cuándo terminará este infierno que se vive.

La ciudadanía está harta del gobierno panista de Edgar Olvera Higuera.

Deseamos de todo corazón, que los naucalpenses vuelvan a vivir en un entorno lleno de paz, armonía y progreso. Los comercios están cerrando, las empresas se están retirando de Naucalpan, los vecinos están aterrados, los grandes centros comerciales viven en la incertidumbre.

Esto no puede seguir así.

Ojalá Edgar Olvera pudiera renunciar, para hacer menos pesada la carga.

Sabemos que los naucalpenses podrán superar este terrible momento que viven; sin embargo, el triunfo de la ciudadanía sobre la delincuencia, será gracias a su visión de no dejarse amedrentar, de seguir siendo una de las mejores comunidades del país, de no verse vulnerables ante la gente mala, de querer seguir progresando, de ser más que cualquier presidente inútil.

Lo mejor viene para Naucalpan, y en este sentido, Edgar Olvera no ocupa ningún lugar.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.