Edgar Olvera Higuera: corrupto e inservible

12 abril 2016

Edgar_Olvera

El repudio político, la decepción social, y el estancamiento económico, son solo algunos “tesoros” que ha conjuntado el gobierno panista de Naucalpan, en sus primeros 100 días de gobierno. No hay un solo ciudadano naucalpense, que no se arrepienta de haber votado por Edgar Olvera Higuera en las pasadas elecciones municipales de 2015.

Bueno, hay que aclarar algo: sí hay un centenar de personas satisfechas por el patético actuar del gobierno local, y esos son los que cobran millonarios sueldos al interior de la administración, y los que se han beneficiado con jugosos contratos de obra pública.

Podríamos hacer una encuesta en estos momentos, y seguramente muchos pedirían la renuncia inmediata de Edgar Olvera, bajo las siguientes vertientes: corrupción al por mayor, abuso de poder, incremento de los índices delictivos, sueldos exorbitantes, nula gestión gubernamental, funcionarios de muy dudosa reputación, mediocridad absoluta.

¿Algún vecino ha sido atendido personalmente por Edgar Olvera en estos primeros 100 días?

Esto es algo totalmente reprobable y deplorable.

Aún recordamos a Olvera Higuera gritando en su campaña política que iba a destruir y desaparecer todas las mafias y corruptelas del Partido Revolucionario Institucional. Ya pasaron varios meses de sus dichos mentirosos, y ahora resulta que Edgarín, es el mejor ejemplo de corrupción e ineficiencia.

¿Alguien sabe para qué sirve Edgar Olvera?

Para agudizar el enorme problema que viven los vecinos naucalpenses, habrá que agregar los rumores que ya no son tan rumores, sino algo real y tangible: los que mandan en el Palacio Municipal, son Francisco Santos Arreola y Liliana Carbajal Méndez.

Es decir, el director del Organismo de Agua Potable y Alcantarillado (OAPAS), y la presidenta del Sistema Municipal DIF, son en realidad los que disponen de la agenda de Edgar Olvera Higuera, y los que deciden a quién hay que beneficiar, resaltando en primer lugar familiares, amigos y compadres.

Hoy día, los vecinos de Ciudad Satélite, Echegaray, Lomas Verdes, Santa Cruz Acatlán, San Mateo, y de toda la zona popular del municipio, no quieren ver ni en pintura a Edgar Olvera, porque en vez de gobernar, ha destruido las pocas zonas verdes que quedaban en la localidad.

El descontento social, también tiene su plena justificación en los robos a automovilistas, transporte público, y casas habitación; los secuestros ya también empiezan a ser factor de ingobernabilidad; y como las malas noticias llegan siempre juntas, habrá que revisar el perfil del comisario de Seguridad Pública de Naucalpan, porque existen muchas casualidades.

Todo esto pasa en los primeros 100 días de gobierno de Edgar Olvera Higuera.

¿Verdad que sí fue una equivocación haber votado por él?

Pero no todo está perdido, porque la fuerza social es más grande que cualquier alcalde corrupto.

Edgar Olvera no sirve, y tiene que irse.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

Se el primero en comentar

150
wpDiscuz