Edgar Olvera le entrega el poder al PRI

14 Julio 2016

Edgar_Olvera

Al alcalde de Naucalpan solo le bastaron seis meses de gobierno para hacer del municipio el cuartel principal de la violencia, narcotráfico, corrupción y enriquecimiento ilícito.

Basta ir al Ayuntamiento de esa localidad para ver de qué forma se mueven los principales funcionarios municipales, que en un 50 por ciento son amigos y compadres del alcalde; la otra mitad, la controla el director del Organismo de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento (OAPAS).

Es decir la gente de Edgar Olvera Higuera y Francisco Santos Arreola, tienen una vida de lujo al interior del Palacio Municipal, que los alcaldes de Nueva York, Madrid, Londres, Buenos Aires y París, envidiarían.

Pero si a la agresiva corrupción que se da en Naucalpan, le agregamos los momentos en que Olvera Higuera manda sacar a los vecinos a golpes de su oficina, entonces ya estamos hablando de un gobierno altamente represor y violador de los derechos humanos.

¿Quién se cree el alcalde de Naucalpan para correr de su oficina a los ciudadanos que solo le exigen que cumpla con lo que prometió en su muy comprada campaña política?

La nota que difundió el diario Reforma el día de ayer, refleja lo que es Edgar Olvera y el panismo de Naucalpan.

Un grupo de cuatro personas fue echado del salón de cabildos cuando sacó pancartas para pedir una audiencia con el alcalde Édgar Olvera. Cuando el Cabildo desahogaba asuntos generales, personal del gobierno municipal arrebató los letreros improvisados por los quejosos, provenientes de la Colonia La Presa Tejocote.

Nos lo arrebataron, nos amenazaron, nos dijeron que por hacer disturbios iban a proceder legalmente. Fue el chico y las señoritas, ellos hicieron más escándalo que yo”, dijo una de las agredidas, quien se identificó como vocal del Consejo de Participación Ciudadana de esa colonia, señala el diario más influyente de México.

Esta situación llega en el peor momento para Edgar Olvera, quien trae un cúmulo de problemas internos desde que asumió la Presidencia Municipal. Entre los conflictos que no ha resuelto el alcalde, resalta la conflictiva relación con el SUTEYM; el despido masivo de trabajadores base; el poco apoyo que ofrece a sus policías; las quejas de los uniformados contra el Comisario; y la nula capacidad de los funcionarios, principalmente del Secretario del Ayuntamiento.

Pero lo más grave que está haciendo Edgar Olvera, es hundir al Partido Acción Nacional en Naucalpan, en cuanto a preferencias electorales. Este hecho se consumará en un año, cuando se lleven a cabo los sufragios para elegir al nuevo gobernador del Estado de México.

¿No será que Edgar Olvera Higuera ya pactó con el gobierno de Eruviel Ávila Villegas para dejarle el camino limpio al Partido Revolucionario Institucional y hacer que el tricolor gane sin ningún problema en todo Naucalpan?

¿Qué pensará de esto Víctor Hugo Sondón, el flamante dirigente estatal del PAN?

Lo que hace Edgar Olvera, es digno de una película de bandidos y secuestradores, donde el protagonista principal enamora a sus seguidores, los obliga a que trabajen para él, y después los entrega a las autoridades.

Esta película ya es vieja, pero Edgar Olvera la quiere retomar para su propio beneficio.

El alcalde de Naucalpan ya es el priista número uno del Estado de México, y en poco tiempo, se quitará el disfraz blanquiazul para lanzar porras a favor del ungido del Partido Revolucionario Institucional.

La pregunta es, ¿qué le dará Eruviel a Edgar Olvera a cambio de su ayuda?

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.