Edgar Olvera tiene que ser desaforado

9 diciembre, 2018

La corrupción ha llegado a las altas esferas de la dirigencia del Partido Acción Nacional, luego de que Marko Cortés –presidente de dicho instituto político-, designara a Edgar Olvera Higuera, como coordinador de los diputados locales blanquiazules de todo el país.

Lo que hizo Marko Cortés, fue tirarles un escupitajo en la cara a los millones de ciudadanos naucalpenses, que aún cuentan con la esperanza de ver a su ex alcalde tras las rejas, considerando que el ahora diputado local, dejó en bancarrota al municipio, propicio la corrupción gubernamental, y convirtió en ricos y poderosos a todo su séquito.

Marko Cortés queda como un político débil, como un dirigente pisoteado por intereses cupulares, y como una persona sin un ápice de decencia, ya que si el presidente nacional panista, tuviera un mínimo de honestidad, jamás hubiera aceptado la presión del grupo blanquiazul con mayor influencia en el Estado de México, para mandar a Olvera a las grandes ligas.

Marko sabe que Edgar Olvera es un ladrón, un bandido, que hizo mucho daño en Naucalpan, y que seguirá haciendo uso de su pobre entendimiento, para echar abajo cualquier aspiración que tenga el PAN en el suelo mexiquense y en todo el país.

Pocas son las horas que le quedan de vida política a Edgar Olvera.

Muchos en el Congreso Local están tramando su desafuero.

Es momento de que Olvera esté tras las rejas.

Por si no lo sabía Marko Cortés, los bandidos están recluidos en penales.

¿Alguien sensato en el PAN, se lo puede recordar?

Editorial




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.