“El Chapo se iba cagando de risa…”

23 noviembre 2015

Enrique_Peña_Nieto_Chapo_Guzmán

Difícil de comprender que los mexicanos tengamos como presidente de la República a un político del cual se burlan todos. Más aún, es increíble que Miguel Ángel Osorio Chong, todavía esté al frente de la Secretaría de Gobernación, después de lo que Proceso y Reforma han publicado respecto a la fuga de Joaquín Guzmán Loera.

Mucho se ha hablado del túnel que construyó el Chapo Guzmán abajo del penal de máxima seguridad del Altiplano. Todos han visitado la obra maestra de Don Joaquín, desde Osorio Chong pasando por la procuradora Arely Gómez, hasta los medios de comunicación nacionales y extranjeros.

Sin embargo, pocos han enfocado sus reflectores a la ciudad de Querétaro, lugar que fue clave para que Guzmán Loera consumara su escape. Las declaraciones de las personas capturadas por esa fuga, dan pie para confirmar que autoridades federales fueron los verdaderos cómplices de ese hecho.

No hay que buscarle más: si el Chapo se fugó, fue gracias al gobierno de Peña Nieto.

Llama mucho la atención la declaración del empresario queretano Fernando Javier Palos Dueñas, dueño de la pista donde aterrizaron las avionetas que ocuparía Guzmán Loera para trasladarse a su natal Sinaloa.

Está claro que el empresario no sabía ni lo que estaba pasando, ya que las avionetas se instalaron en su propiedad sin decir “agua va”. Fiel a sus costumbres, la gente del Chapo tomó la pista privada como suya, sin dar explicaciones.

Pero lo que relata en su declaración Palos Dueñas, es lo que realmente debe de ser tomado en cuenta para comprender que una cosa es lo que el gobierno de Peña Nieto le dice a la ciudadanía, y otra muy diferente lo que es en realidad. Tal vez ni Presidencia ni Gobernación ni la PGR ni nadie esté buscando al narcotraficante más poderoso del mundo.

El empresario señala que cuando vio al Chapo caminar rumbo a las avionetas, este se “iba cagando de risa”. Si Don Joaquín se iba cagando de la risa…imagínense a Peña Nieto y a Osorio Chong.

El presidente y el secretario de Gobernación, también se cagan de la risa del país que gobiernan. Las mentiras de Enrique Peña y Miguel Ángel Osorio, se han ido descubriendo poco a poco. De hecho, ya no hay nada que agregar. ¿A poco desmentirán los demoledores reportajes de Proceso y Reforma?

Nuestro presidente es un bandido, y los rateros tienen que estar en la cárcel.

Dicen que no hay que desear tanto las cosas porque se pueden volver realidad.

Que así sea.

Por Luis Enrique Rocha @luis_journalist




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

Se el primero en comentar

150
wpDiscuz