El Consumo de la Sal: la Muerte Lenta.

30 marzo 2010

El consumo excesivo de sal, aunado a factores como la edad, ingesta de grasas, falta de actividad física y el hábito de fumar, incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares, informó Mario Henry Rodríguez, director del Instituto Nacional de Salud Pública. Durante el Seminario Reducción de Consumo de Sodio en las Américas del grupo de expertos de la Organización Panamericana de la Salud, añadió que los latinoamericanos comemos el doble de la cantidad de sal permitida por la Organización Mundial de la Salud que es 5 gramos al día. El consumo excesivo es una situación que se tiene que afrontar como un problema cultural, pero es necesario quitar el salero de la mesa y aprender a sentir los sabores sin la pizca de sal que produce placer.

En su intervención, Branca Legetic, Especialista en Salud Pública y Asesora de la OPS/OMS,  dijo que este organismo internacional señala que la región de las Américas está en un proceso de transición epidemiológica, demográfica y nutricional, aunado a ello hay una epidemia de enfermedades crónicas no transmisibles, entre ellas las cardiovasculares que en nuestra región afectan la productividad económica de los países. Además, el consumo de sal es un factor de riesgo porque puede contribuir a la hipertensión, enfermedades cardiovasculares, accidente encefálico, insuficiencia renal y obesidad.

Por ello, agregó, es necesario que exista una estrategia que combine una campaña mediática para aumentar el conocimiento en las poblaciones sobre el tema y contar con la regulación de contenido de sal en los productos de consumo. Con dicha estrategia en 10 años se podrían prevenir 8.5 millones de muertes en el mundo, principalmente causadas por enfermedades cardiovasculares.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.