El Ejército Mexicano cómplice por omisión en #Ayotzinapa

22 septiembre 2015

Ejército_Mexicano_Ayotzinapa

*Nuevos datos contradicen al Ejecutivo Federal.

La sombra de los normalistas desaparecidos acorralan a Enrique Peña Nieto y lo ponen una vez más al borde del precipicio, luego de que el diario español El País publicara que las fuerzas armadas sí supieron al instante lo que estaba ocurriendo en Iguala la fatídica noche del 26 de septiembre.

Las declaraciones de dos miembros de la inteligencia militar, señalan que el 27 Batallón de Infantería, destacado en Iguala, y el cuartel general en Chilpancingo, estuvieron al tanto del ataque a los estudiantes, incluso recomendaron no acercarse al lugar donde se estaban llevando a cabo los hechos.

Después de que cesó el movimiento en Iguala, fue cuando los militares salieron a patrullar las principales avenidas, encontrando un panorama desolador. El periódico más influyente de habla hispana, indica que los militares encontraron al estudiante Julio César Mondragón degollado y sin ojos, lo cual demuestra la saña con que fueron asesinados los otros jóvenes.

Los datos de El País, ponen en tela de juicio la honorabilidad del presidente de la República, quien siempre ha defendido la tesis de que el Ejército Mexicano jamás tuvo conocimiento ni participación alguna de los sucesos que han dejado a 43 familias ahogadas en el llanto y en el sufrimiento.

Cabe señalar que Enrique Peña Nieto aprovecha cada acto público para resaltar el papel de las fuerzas armadas del país. En ese contexto, el Ejecutivo Federal “presume” que el Ejército y la Marina han hecho todo lo posible para lograr un ambiente de paz y armonía.

Ese panorama, solo cabe en la cabeza de Peña Nieto, porque la realidad es otra: la violencia rebasa a todas las corporaciones militares y policiacas; el narcotráfico está infiltrado en las más altas esferas de la seguridad en México, y la constante violación de los derechos humanos de los soldados, hacen que quienes deban de proteger a la ciudadanía, se conviertan en los principales verdugos o en parte de ellos.

Para muestra está lo sucedido en Iguala, Guerrero.

(PyE)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.