El IMSS: decadencia en la atención y en los valores humanos

8 abril 2013

IMSS_DesatenciónEn el comienzo de un nuevo sexenio, de un nuevo gobierno, y de una nueva dirección en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), habría que revisar de manera muy aguda, la atención que dice ‘ofrecer’ dicho organismo a sus derechohabientes. Nunca será lo mismo, decir cosas bonitas en el discurso, y vivir lo que se vive, en la temeraria zona de ‘Urgencias’ de los hospitales.

Las familias que llegan con un paciente grave, saben el calvario que se sufre en la mencionada institución. Revisemos algunos ejemplos de los que fuimos testigos el fin de semana: una chica puede llegar con el brazo deshecho, pero como no trae a la mano su carnet, no se le puede atender; un hombre, que sufrió una terrible quemadura en su trabajo, debe retirarse porque ‘no le toca’ el hospital al que llegó.

Los que manejan las ambulancias, van a toda prisa, no porque les urja llevar al paciente a su casa o al hospital, sino porque ya es su hora de salida y no les pagarán las ‘tiempos extra’. La trabajadora social –bajo algunas excepciones- es grosera, majadera, intolerante, burlona, y por si fuera poco, utiliza su escritorio para comer o pintarse las uñas.

Nuestra queja, también apunta a un grupo de enfermeras, que ni atienden, ni se preocupan, ni tienen el más mínimo sentido de humanidad, y que al llegar a su trabajo, sólo hacen un tiempo fuera para checar qué es lo que van a ir a comer. Pedirles un mínimo de apoyo, es lo peor que se puede hacer, porque lo toman como algo personal. Los gritos de las mujeres y de los niños, no les causa algún sentimiento.

¿Qué es lo que han hecho los pacientes como para que el IMSS los trate de la peor forma posible? ¿El IMSS cree que es poco lo que se les descuenta a los trabajadores como para dejarlos/abandonarlos en una silla fría e incómoda? ¿Cómo valora el IMSS la ética de la jefa de enfermeras y de las recepcionistas? ¿Por qué cree el IMSS que los doctores también pueden darse el lujo de gritar o maltratar a personas indefensas?

El IMSS, ha hecho mucho por el país.

El IMSS, tiene gran capacidad.

El IMSS, debe ser un alivio para el alma.

José Antonio González Anaya, tiene que reformar la atención al paciente.

La exigencia: un cambio radical y positivo.

(EDITORIAL)

@Tu_IMSS

p.d. Sería muy bueno que el director del IMSS, llegara de incógnito a ‘Urgencias’, y fuera testigo de lo que escribimos. ¿Quieren elegir un hospital para hacer este ejercicio? Vayan al Hospital General de Zona No. 57 en el Fracc. La Quebrada, Cuautitlán Izcalli, Edomex. En ese lugar, sabrán lo que es la decadencia en la atención y en los valores humanos.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.