El Negocio de la Iglesia Católica, en Semana Santa / Por Rodolfo Rocha Garnica.

27 marzo 2010

Más allá de todas las supuestas profesiones de fe y escenificaciones violentas que el clero católico presenta en la llamada Semana Santa, destaca el hecho de convertir dicha celebración (donde en apariencia los cristianos deben encontrar motivos suficientes para buscar espiritualidad) en una práctica más pagana y comercial ante la complacencia de los ojos de la curia romana, simple y sencillamente porque han convertido- desde hace muchos años- estos días de guardar en un excelente negocio.

Remontándonos a los escritos bíblicos, sobre todo a los evangelios que dan cuenta de la vida de Jesucristo, se rescata el pasaje donde el Mesías corrió a golpes a quienes vendían todo tipo de mercancías en el templo de Jerusalén, expresando en el momento su indignación porque la casa de su padre se convirtió en una cueva de ladrones.

Si comparamos dicho evento con lo que sucede en la actualidad, el calificativo bien pudiera aplicarse a la cueva encabezada desde el Vaticano por Benedicto XVI y secundada, parafraseando al general Plutarco Elías Calles, hasta por el último cura del último templo del último pueblo.

La comercialización de la Semana Santa no debe sorprendernos, ya que es práctica común entre la religión católica vender todo, desde una misa hasta una indulgencia y hágame el fabron cavor hasta el juramento para dejar de ingerir bebidas embriagantes por  un  periodo de tiempo.

Razones como las anteriores fueron  suficientes para que en los tiempos de Juárez, don Benito y sus compañeros decidieran promulgar las Leyes de Reforma.

En resumen, la jerarquía católica se aprovecha de la fe para cual Gran Ramera ( ver el concepto en el libro del Apocalipsis de la Biblia ) sentarse a disfrutar de las mieles y compartir el pan y la sal con los príncipes del mundo, mientras millones de niños, mujeres y ancianos mueren diariamente en el mundo víctimas del hambre y la injusticia.

Ahora más que nunca debe retumbar en sus oídos la primera de las siete palabras de Cristo en el Gólgota: “perdónalos señor, porque no saben lo que hacen “.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Saludos al Lic. Rocha fue mi profesor en la Preparatoria de Cuautitlan saludos profe y hechele muchas ganas.Atte: Alejandra López.

wpDiscuz