El PRD, hiede ya…

26 noviembre, 2014

Exactamente hace cinco días (21 de noviembre), en este mismo espacio escribimos una editorial contundente y precisa, incluso podríamos decir que nos adelantamos casi una semana a lo que se veía venir: la desaparición del PRD.

No tuvimos que recurrir a la brujería, espiritismo o magia, para saber de antemano la destrucción del Sol Azteca ante tanta corrupción interna. Tristemente el PRD, no solo está más que muerto…sino que ya hiede.

Carlos_Navarrete_RuizEn una noche fría, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, decidió renunciar a lo que él mismo fundó: el Partido de la Revolución Democrática. Esto resulta muy difícil de digerirlo, sobre todo porque con esta dimisión, se cierra uno de los capítulos más extraordinarios en la historia de la izquierda mexicana.

Muchos respetan al ingeniero, otros más lo critican, pero todos podemos coincidir en que Cárdenas Solórzano ha sido el verdadero eje de una ideología que siempre tuvo que luchar contra viento y marea en el océano de la descomposición política.

Fue tanto el protagonismo político de Cuauhtémoc Cárdenas, que hoy día se sigue afirmando que él fue el triunfador de las elecciones presidenciales de 1988, ganándole al político más corrupto que se tenga memoria: Carlos Salinas de Gortari.

Tan grande fue el impulso que le dio a la izquierda el hijo del general, que de ese movimiento lleno de fuerza e inteligencia, nació Andrés Manuel López Obrador, quien en esta época también ya se ha ganado a pulso el respeto de propios y extraños.

Es una gran pena informar que Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano deja para siempre la fortaleza que construyó con mucho esmero y dedicación; sin embargo, su decisión es comprensible viendo que su edificación se ha convertido en una cueva de rateros, corruptos y mediocres, empezando por Carlos Navarrete Ruiz, Miguel Barbosa y Silvano Aureoles.

El PRD está putrefacto y su olor es tan asqueroso que hasta los mismos forenses que están levantando sus restos, quieren vomitarse en medio de esos despojos llenos de gusanos, insectos, ratas, víboras, buitres, hienas y todo animal repudiable.
Cárdenas ha renunciado al PRD, y esto apenas es el comienzo.

El Sol Azteca es basura…y no sirve ni para reciclaje.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.