El Senado es Totalmente Palacio…

10 noviembre 2015

Palacio_De_Hierro

Los integrantes de la Cámara Alta se han equivocado al otorgar la medalla Belisario Domínguez al empresario Alberto Bailléres González; esto no quiere decir que uno de los hombres más ricos del mundo no haya hecho algo bueno por el país, al contrario.

Sin embargo, el error de los senadores, reside en que le entregan la máxima condecoración a una persona que hizo muchos negocios al amparo del poder presidencial.

Para fortalecer más la grave falla de los legiladores, basta subrayar que el espíritu de la Medalla Belisario Domínguez, se centra en reconocer a los ciudadanos más eminentes…no a los más multimillonarios.

En 1953, el presidente Adolfo Ruiz Cortines decretó la entrega de la Medalla a las mujeres y hombres mexicanos “que se hayan distinguido por su ciencia o su virtud en grado eminente, como servidores de nuestra Patria o de la Humanidad”.

Entonces, después de leer los principios de la Medalla, ¿por qué los senadores eligieron al segundo hombre más rico de México para ser merecedor de tan alto honor?

¿Será que ahora para ser condecorado es necesario ser dueño de El Palacio de Hierro, del Instituto Tecnológico Autónomo de México, de los Seguros GNP, de Industrias Peñoles, y de otras tantas industrias que facturan cientos de millones de dólares al año?

Si de dinero hablamos, ¿por qué no se le entregó la Medalla al hombre más rico del mundo, Carlos Slim Helú? Sabemos que el dueño de Telmex maneja de manera muy sospechosa a la mayor compañía telefónica de América Latina.

Pero el propietario de Telcel, también invierte mucho en fundaciones, educación y salud.

¿No será que Enrique Peña Nieto le mandó un mensaje a Carlos Slim premiando a uno de sus principales rivales de inversión en México? Todo puede ser porque sabemos que la relación Slim-Peña está cada vez más deteriorada.

Volviendo al punto central, la Medalla Belisario Domínguez ha sido totalmente corrompida, tiene precio y etiqueta; ya no bastan los valores, los principios, el humanismo, la sabiduría, el esplendor intelectual, el amor al prójimo y a la patria.

Ahora, el que tenga más dinero, es el que será reconocido por el Senado de la República.

Ruiz Cortines y Belisario Domínguez desean resucitar para evitar tal desgracia.

Y miren que las casualidades existen: en el preciso momento en que Alberto Bailléres González esté recibiendo la Medalla, su enorme Palacio de Hierro ubicado en la zona de Polanco, estará facturando muchos millones de pesos.

Hay algunos que son Totalmente Palacio.

Pero hay otros que si son Totalmente Cínicos e Interesados.

¡Aprovechen las rebajas!

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.