El Vaticano y sus obispos gays

4 marzo 2013

Curas_pederastasNunca antes, el Vaticano había tenido que sortear una serie de situaciones tan complicadas como lo está haciendo ahora. De hecho, la sede de la Iglesia Católica, puede presumir victorias en crisis realmente alarmantes como lo fue cuando señalaron su participación directa en el derrocamiento del comunismo y en la caída del Muro de Berlín.

El atentado contra Juan Pablo II, y la muerte del mismo Papa Viajero, fueron también momentos demasiado complicados para la política interna del Vaticano, lo cual como se señaló, pudieron contrarrestar de una u otra forma. Sin embargo, la renuncia de Benedicto XVI, no estaba en el imaginario de los fieles, pero sí en la mente de los cardenales.

Si nos vamos a las profecías, si analizamos los tiempos marcados, Benedicto XVI sólo ha sido un instrumento para dar paso a lo que viene: un líder religioso que sea el que resuelva los conflictos bélicos, económicos y sociales, del cual todo el mundo se maraville, y de esta manera, se le adore como a un dios; esto, tiene que pasar tarde o temprano.

Pero si nos vamos a las circunstancias terrenales que orillaron Benedicto XVI a dejar el Pontificado, entonces encontraremos un sinfín de problemas en la política interna católica: traiciones, rumores, falta de liderazgo, incremento de religiones protestantes, deficiente relación política internacional, y lo más graves, el aumento de curas pederastas y homosexuales.

¿Es tan grande la cofradía de obispos homosexuales que abusan de sus fieles? La respuesta es positiva, y por decir lo menos, al parecer este grupo influyó de manera determinante para que Benedicto XVI tirara la toalla. En una palabra, los curas pederastas, tienen un poder incalculable, que ni los gobiernos pueden tocar.

El cónclave para la sucesión papal, iniciará.

He aquí la verdadera crisis en el Vaticano: sus obispos gays.

(EDITORIAL)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.