El viacrucis de Enrique Peña Nieto…

29 marzo 2015

Enrique_Peña_NietoAl presidente de México, se le vino la noche encima. No hay fuerza humana, política y económica, que pueda generarle un momento de tranquilidad a su nefasto y corrupto gobierno. El mandatario cree que sigue gobernando al Estado de México, y lo peor de todo, es que sus allegados piensan lo mismo.

Aprovechando los términos religiosos de la temporada, podemos decir que Enrique Peña Nieto está viviendo el viacrucis en carne propia. La clase política de Atlacomulco lo vio nacer, príncipes y sacerdotes lo impulsaron, jerarcas eclesiásticos lo encumbraron, tuvo entrada triunfal a la Presidencia de la República, y ahora esos mismos lo niegan, y muy pronto pedirán su crucifixión.

En estos momentos, nadie puede asegurar que Peña Nieto vaya a terminar su sexenio. El ambiente tan visceral en el que se envuelve, lo están llevando directamente al matadero político y social. Todas, absolutamente todas las estrategias impulsadas por él, han resultado una auténtica decepción.

¿Alguien puede señalar una sola política pública de Peña Nieto que haya beneficiado directamente a las miles de familias pobres?

Apenas está por cumplir la mitad de su mandato, y todo México pide a gritos la renuncia del Ejecutivo Federal. La sociedad ya no se conformaría con la renuncia de todo el gabinete, que es lo primero que debió haber sucedido. No, la ciudadanía ya no quiere a un presidente débil, deshonesto, fuera de ritmo, sin inteligencia, incompetente.

Hace unos días, el periódico más influyente de México, presentó una encuesta brutal sobre la opinión de la gente sobre su presidente. Los resultados son escalofriantes y terroríficos: 7 de cada 10 mexicanos no quieren ver ni en pintura a Enrique Peña Nieto.

Por si fuera poco, el gobierno peñista mata a la libertad de expresión en México  al solapar el boicot radiofónico contra la líder de opinión más importante de la última década: Carmen Aristegui, quien ya está puesta a dar la batalla legal con tal de que su espacio periodístico se mantenga vivo y fuerte.

Enrique Peña Nieto, no tiene un ápice de idea de lo que es gobernar a México.

El rechazo social hacia el presidente de la República, aumenta.

Peña Nieto, está por vivir en carne propia la negación de su propio equipo.

¿Terminará el Ejecutivo Federal su sexenio o renunciará antes?

El momento es tan crítico, que todo puede pasar.

La Semana Santa llegó, es hora de arrepentirse.

Por Luis Enrique Rocha ( @luis_journalist )




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.