Estudiante de la FES Cuautitlán, crea guante sensor para invidentes

29 junio 2014

*Será el único mexicano en el Foro Internacional de Ciencia Joven.

El alumno Alberto Brian Fernández Alducin – estudiante de la licenciatura en Tecnología de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán– representará a México en el Foro Internacional de Ciencia Joven, a realizarse del 24 de julio al 13 de agosto, en Londres, Inglaterra.

El evento, aglutinará a 350 jóvenes científicos de entre 17 y 21 años, de 60 países.

Alberto_Brian_Fernández_Alducin_Entre las actividades que llevará a cabo Fernández Alducin, destaca la visita a centros educativos y laboratorios de la ciudad británica, donde conocerá investigadores y científicos; incluso, estará en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (conocida como CERN), ubicada en la frontera de Francia y Suiza.

El joven emprendedor mexicano, mostrará el guante sensor para invidentes, que lo hizo acreedor al Premio Nacional de la Juventud 2012, en el área de Ciencia y Tecnología, y su idea de tortillerías ecológicas, ganadora en el área de Medio Ambiente en la ExpoCiencias Nacional 2013, celebrada en Mazatlán, Sinaloa.

El guante permite detectar cualquier objeto sobre un área e informa al individuo la distancia a la que se encuentra; emite una vibración que va en aumento conforme el trayecto disminuye.

Funciona con el principio de ecolocalización; emite una onda que viaja, topa con un objeto y regresa al mismo sensor. Según el tiempo que la onda tarda en ir y venir se determina la distancia.

Su alcance máximo es de seis metros y el mínimo de dos centímetros. Puede detectar cosas pequeñas como un clavo, un palillo o un alfiler. También puede medir la temperatura, pues tiene un timbre muy tenue que se activa a los 30 grados y conforme aumenta se escucha más fuerte.

En tanto, el proyecto “Sistema autorregulado para tortillerías ecológicas. Implementación de calentadores solares para el suministro de agua caliente”, consigue un ahorro de energía de hasta 80 por ciento, lo que tiene un impacto significativo si se toma en cuenta que estos negocios constituyen uno de los giros más grandes del país.

De forma paralela, se reduce el dióxido de carbono emitido, inevitable con el uso de combustibles fósiles. En las tortillerías donde fue implementado el sistema, el consumo de gas se redujo 65 por ciento.

También busca disminuir el grado de contaminación del agua, pues cada kilogramo de tortillas implica un litro y medio del líquido procesado, conocido como nejayote, fluido muy alcalino. Si bien la inversión inicial en el calentador solar puede ser de aproximadamente 10 mil pesos, el dinero es recuperado en no más de tres semanas por el ahorro de gas.

(Información de la UNAM)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.