En bancarrota el próximo gobierno de MORENA en Cuautitlán Izcalli

21 noviembre, 2018

La falta de inteligencia y capacidad del alcalde electo, Ricardo Núñez Ayala, han provocado un auténtico escándalo político y financiero, luego de que el gobierno de Víctor Estrada Garibay –a través de la aprobación de cabildo-, le haya enjaretado a la próxima administración municipal un adeudo millonario, el cual está a años luz de poder pagarse.

En acuerdo de cabildo realizada el martes 20 de noviembre, los síndicos y regidores de Cuautitlán Izcalli, acordaron que sea el gobierno de Ricardo Núñez Ayala, quien pague un laudo de 97 millones 341 mil 353 pesos a una ex empleada del Sistema Municipal DIF, que sufrió despido injustificado por parte del alcalde panista David Ulises Guzmán Palma.

Sin embargo, Estrada Garibay no conforme con tratar de dejar sin un peso a Núñez Ayala, también pasará al próximo gobierno adeudos impagables. Para muestra está el deficiente Sistema Municipal DIF, que debe pagar juicios laborales por 244 millones 534 mil pesos.

El Organismo Operador de Agua (OPERAGUA), tiene pendientes 70 millones 525 mil pesos por juicios promovidos. En tanto, el Ayuntamiento está obligado a saldar 406 millones 504 mil pesos por despidos injustificados.

El que Víctor Estrada Garibay herede esta deuda a Ricardo Núñez, hace que la ciudadanía sospeche de dos vertientes: primero, el actual presidente municipal y el alcalde electo, sostuvieron encuentros privados donde se mostraba el caos económico de todo el gobierno municipal.

En este sentido, Núñez Ayala, habría aceptado pagar todas las deudas posibles.

La segunda vertiente, se maneja en el sentido de que Estrada Garibay escondió a Ricardo Núñez todos los datos financieros que guarda la administración. El ocultamiento de la crisis económica, pudo darse desde que Víctor Estrada conoció la poca inteligencia del alcalde electo de MORENA, lo cual aprovechó al máximo para trazar un plan perfecto.

Sin embargo, fuentes de la presidencia municipal de Cuautitlán Izcalli, también señalan que el equipo de Víctor Estrada aprovechó la nula funcionalidad política de Ricardo Núñez, pues el alcalde electo no ha llevado una sola reunión con su cabildo electo, situación que ha sido comunicada a los altos jerarcas de MORENA.

La falta de oficio del gobierno electo de MORENA en el municipio 121, queda evidenciado de manera hasta chistosa, ya que los mismos regidores Elsa Becerril e Ignacio Pilliado, pertenecientes al partido opositor, jamás alertaron a Ricardo Núñez sobre los adeudos que tenía el Ayuntamiento, por lo que hoy hasta podrían ser cómplices del jaque mate que hizo Estrada Garibay.

Cuautitlán Izcalli vivirá meses de enorme crisis política y económica.

Ricardo Núñez no sabe ni expresarse adecuadamente.

¿Cómo pedirle que levante una denuncia penal contra Víctor Estrada Garibay?

Editorial




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.