Enrique Ochoa Reza, la gran farsa priista

8 julio 2016

Enrique_Ochoa_Reza

El nuevo presidente del PRI, ha ocasionado todo un revuelo en su propio partido, ya que ha caído en varias contradicciones referentes a su militancia en ese partido político. Tomando en cuenta sus propias palabras, y los datos del Revolucionario Institucional, pareciera ser que su nominación es un capricho más de Luis Videgaray Caso.

En un hecho insólito y ridículo, Enrique Ochoa Reza, tuvo que difundir vía Twitter la credencial de su registro como militante del PRI, fechada en julio de 1991. Sin embargo, el registro de militantes afiliados, señala que el funcionario se unió al partido en julio de 2014.

Con este dato, Ochoa Reza no puede ser presidente del PRI, toda vez que los estatutos enfatizan que para ser presidente nacional es necesario contar con una militancia mínima de 10 años.

Por su parte, el diario Reforma rescata una declaración del director de la Comisión Federal de Electricidad, quien en 2010, compareció como aspirante a consejero electoral. En ese tiempo, Ochoa Reza juró ante los diputados federales que no pertenecía a ningún partido político.

Los números del PRI, y la memoria periodística del Reforma, permiten suponer que detrás de la designación de Enrique Ochoa Reza como titular de la dirigencia del tricolor, hay un cúmulo de intereses económicos a gran escala.

Esto no garantiza que el PRI vaya a triunfar el próximo año en las votaciones para gobernador en el Estado de México, mucho menos que se alce con la victoria en las elecciones presidenciales de 2018.

Aquí lo interesante sería que Luis Videgaray Caso controlaría a placer todos los recursos económicos que asigne el Instituto Nacional Electoral (INE) al PRI en los próximos meses. La suma para el tricolor es de cientos de millones de pesos por ser la primera fuerza electoral.

Los hechos y los análisis demuestran los siguiente: Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso no están preocupados por los triunfos del partido que los llevó al poder; ellos lo que realmente desean, es seguir controlando los multimillonarios recursos, y para eso pusieron al consentido de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Enrique Ochoa Reza es simplemente una farsa política.

Ahora para dirigir al PRI no se necesita ser político, sino todo lo contrario.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

DE LAS COSAS MAS TRISTES
DE UN MÉXICO IGNORANTE,
SON LAS ALIMAÑAS
QUE SE ESCONDEN BAJO
EL ALA DE SUS DICTADORES,
TRAICIONANDO,
ESPOLIANDO
Y PISANDO
A LOS DE SU PROPIA RAZA!
Comparte realidad social. 🙁

wpDiscuz