Enrique Peña Nieto, el inculto

29 Febrero 2016
Enrique Peña Nieto
Enrique Peña Nieto

Los triunfos de Alejandro González Iñárritu y Emmanuel Lubezki -quienes obtuvieron el Óscar a Mejor Dirección y Mejor Fotografía respectivamente por “The Revenant” (El Renacido)-, tuvieron un tinte oscuro en México y les decimos por qué.

Pues resulta que la siempre nefasta clase política mexicana, se apoderó de ese premio, y comenzó a llenar las redes sociales con mensajes de felicitación para esos mexicanos de excepción, que curiosamente tuvieron que salir del país, ante el nulo apoyo de los mismos políticos que hoy los andan felicitando.

Entre los que se adueñaron de Facebook y Twitter para alabar a los grandes cineastas, resaltó la personalidad del presidente de la República, quien para no quedar fuera de la jugada, escribió unos muy tibios y mediocres mensajes en las redes sociales.

Al parecer el cinismo es el principal valor de la pareja presidencial, porque eso de que Enrique Peña Nieto felicite a Iñárrit y Lubezki por haber conseguido los máximos galardones del cine mundial, ya hasta suenan a burla y ofensa.

Empecemos por el principio: ¿qué ha hecho Peña Nieto por la educación y la cultura del país? Porque si el mandatario se pone feliz al observar el éxito de nuestros compatriotas en el extranjero, es porque él está en la misma línea de progreso y visión.

Luego, ¿qué ha hecho el esposo de la Gaviota para elevar el nivel del cine mexicano? Esto es cuestión de lógica: “aplaudo y reconozco a los realizadores de la película El Renacido, porque próximamente ellos verán la gran transformación de las cintas hechas en México, las cuales serán financiadas con recursos federales como muestra de lo que quiere hacer el gobierno en este rubro”. (Esa sería la mentalidad de un presidente inteligente)

Pero si Enrique Peña Nieto tiene a la educación en el peor momento de su historia; si los padres de familia, maestros y alumnos, están secuestrados por la CNTE; si no hay ni drenaje ni baños ni pizarrones en las escuelas; si la Reforma Educativa fue, es y será un rotundo fracaso, ¿entonces por qué festeja el presidente?

Ahora si el inquilino de Los Pinos, no ha hecho nada por la cultura y las artes, ¿con qué cara se atreve a felicitar a aquellos que sí han hecho algo porque el nombre de México sea aplaudido en todo el planeta? El presidente tiene un nivel intelectual tan bajo, que seguramente la que tiene a su lado le dijo que los premios Óscar eran algo parecido a los reconocimientos de TVyNovelas.

¿Se habrá dado cuenta Peña que el mismo vicepresidente de Estados Unidos participó en la ceremonia de los Óscar o de plano solo le cambió de canal cuando sus “asesores” le informaron que sí habían ganado los mexicanos?

A continuación presentamos el verdadero nivel cultural de nuestro “presidente”: ver todas las telenovelas de Televisa, sobre todo las de Angélica Rivera; prestar atención a los terribles casos que muestra Laura Bozzo; no perderse un capítulo de la Rosa de Guadalupe; y por supuesto, estar bien “informado” con Joaquín López Dóriga.

Si le queda un espacio, leer TVyNovelas, TVNotas y la revista Hola.

Peña Nieto ya no puede engañar a nadie; él es único, incomparable, inconfundible.

Ya entrados en los premios Óscar, en qué rubro podría estar nominado nuestro mandatario federal, ¿mejor mentira, mejor simulación, mejor desfalco, mejor show político, mejor pareja sentimental, mejor mandilón, mejor enriquecimiento ilícito, mejor corrupto?

Que empiece la votación.

(Editorial)

p.d. Angélica Rivera queda descalificada por la boda falsa.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.