Enrique Peña Nieto: un presidente sin poder

3 enero 2016

Enrique_Peña_Nieto

Con la soga en el cuello, sin nadie a su lado que lo salve, y con una pésima comunicación gubernamental, el presidente de la República empieza el año 2016 con el pie izquierdo…y esto ya es una costumbre.

Descansando y tomándose unas vacaciones inmerecidas, Enrique Peña Nieto, ve cómo su esposa Angélica Rivera sigue acumulando una riqueza totalmente inexplicable, y que para mala fortuna del Ejecutivo Federal, será lo que lo hunda en el abismo al término de su sexenio.

En una palabra, la corrupción de la pareja presidencial se fortalecerá en este año, pero solo hay una fórmula para que se detenga el despilfarro: la destitución del presidente, y esto no está muy lejos de que pueda pasar.

En estos momentos, a nadie le conviene que Peña siga como presidente de México.

Para muestra de dicho señalamiento, habrá que trasladarnos al estado de Morelos, donde este fin de semana, la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota Ocampo, fue ejecutada cuando apenas había cumplido dos días al frente de su gestión.

Más allá de cualquier suposición, este asesinato vuelve a poner en tela de juicio la capacidad del CISEN (Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional), quien debería de alertar sobre todos los focos rojos tanto políticos como sociales.

Muchas cosas raras hay detrás de este crimen político, y hasta ahora, nadie sabe por dónde empezar. De entrada, ni el Ejército, ni la Policía Federal ni el CISEN, ni nadie, puede contener a las bandas delincuenciales asentadas en cada rincón de Morelos.

Para colmo de los males, Cuauhtémoc Blanco –actual alcalde de Cuernavaca-, está en un pleito casado con el gobernador Graco Ramírez, lo que ofrece un amplio panorama de cómo las grillas internas impulsan cada vez más al crimen organizado.

El asesinato de Gisela Mota, no debe de tomarse como un asunto local de Morelos, porque si el gobierno federal vuelve a actuar con toda la irresponsabilidad -como lo hizo con los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa– entonces ya podremos afirmar que el gobierno de Peña Nieto, está dejando indefensos a toda una sociedad.

En resumen, Enrique Peña Nieto ya no da para más.

Si sus achichincles quieren seguirle aplaudiendo todas las tonterías que hace y todos los discursos patéticos que ofrece, pues allá ellos. La violencia desencadenada en toda la República Mexicana, tiene un solo responsable: Peña Nieto.

A esto hay que sumarle la pobreza que se extiende cada vez más, el desempleo que mata de hambre a miles de familias, los altos precios de la canasta básica, la gasolina que este año se incrementará a niveles nunca antes vistos…la ingobernabilidad.

El esposo de la Gaviota, todavía piensa que la visita del Papa Francisco lo salvará.

¿Peña Nieto deja de ser presidente este año?

No es mala idea…y es el deseo de toda una nación.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Tomo la frase para mí : Enrique Peña Nieto ya no da para más. Aunque se aferre al cargo el repudio es creciente; el daño a la Nación cuasi irreparable en muchos aspectos. La urgencia es su renuncia, aunque… el que se colocara al frente del país saldría de la misma mafia corrupta y traidora sería lo mejor… ¡pero ya!

wpDiscuz