Enrique Peña Nieto y Barack Obama, plantean hacer de América del Norte, la región más poderosa del mundo

2 mayo, 2013

EPN_Barack_ObamaLos presidentes de México y Estados Unidos, Enrique Peña Nieto y Barack Obama, llevaron a cabo una reunión el día de hoy en Palacio Nacional, donde analizaron la competitividad económica, resaltando que el comercio bilateral fue de casi 500 mil millones de dólares en 2012.

En este aspecto, decidieron establecer un Diálogo Económico de Alto Nivel, que estará encabezado a nivel ministerial, y se concentrará en promover la competitividad, productividad y conectividad, fomentar el crecimiento económico y la innovación, y ejercer conjuntamente un liderazgo global.

Asimismo, se discutió la importancia del trabajo conjunto de México y Estados Unidos, aunado con sus socios canadienses, para convertir a América del Norte en la región más dinámica y competitiva del mundo. De esta manera, buscarán la exitosa conclusión del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica.

En el tema de vínculos entre ambas sociedades, los mandatarios acordaron establecer el Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación, el cual deberá reunirse este año, convocando a representantes del gobierno, el sector académico y la sociedad civil, para desarrollar una visión compartida sobre cooperación educativa.

Ambos presidentes expresaron su apoyo a la iniciativa del Gobierno de Estados Unidos ‘La Fuerza de 100,000 en las Américas’, como una manera de incrementar la movilidad académica entre México y Estados Unidos. Barack Obama, reiteró su compromiso con una reforma migratoria de sentido común que instituya un sistema migratorio justo y efectivo.

En cuanto al liderazgo global y regional, los jefes de estado, subrayaron la importancia de la cooperación de sus países en asuntos regionales e internacionales, donde se incluyan la creación de empleos a través del crecimiento económico sostenido, la protección de los derechos humanos, la equidad de género, la gobernabilidad democrática, y el hacer frente a los retos que impone el cambio climático.

En lo referente a seguridad ciudadana, Peña Nieto señaló la importancia de fortalecer un México en Paz, como uno de los cinco ejes de su estrategia de gobierno, así como de la prevención del delito, al atender las condiciones que contribuyen a su ocurrencia, y al fortalecimiento de las instituciones y el Estado de Derecho.

Por su parte, Barack Obama, reiteró el apoyo de Estados Unidos a los esfuerzos de México, y en particular a la transición hacia un sistema de justicia acusatorio que sea transparente, efectivo y eficiente. Los presidentes además enfatizaron la importancia de continuar actuando contra la delincuencia organizada transnacional, de mayores esfuerzos contra los flujos financieros ilegales y el tráfico de armas, y de las medidas para reducir el consumo de drogas y sus consecuencias.

@PresidenciaMX




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.