Enrique Vargas del Villar: visión y éxito

11 abril 2016
Enrique Vargas del Villar
Enrique Vargas del Villar

El municipio de Huixquilucan, puede presumir que la época de corrupción, nepotismo, inseguridad y abuso de poder, que lo llevó a los niveles más bajos de progreso, quedó totalmente destruida. Hoy día, esa misma localidad, puede respirar un ambiente de unión ciudadana, participación vecinal, trabajo coordinado, y sobre todo, liderazgo político.

La transformación positiva de Huixquilucan, hay que atribuírsela directamente a Enrique Vargas del Villar, quien llegó no solo a cambiar un panorama oscuro, sino que además, reactivó los sueños y las esperanzas de miles de familias que ya estaban hartas de la corrupción política, solapada por los gobiernos emanados del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Hace un año, era impensable que Huixquilucan viviera un cambio tan profundo en todas sus estructuras. Nadie imaginaba que ese municipio pudiera dar los pasos que ha dado con base al trabajo y a la visión de políticos con amplio sentido de inteligencia y responsabilidad.

Los resultados electorales de junio de 2015, no solo sepultaron para siempre al PRI, sino que también, resucitaron el dinamismo político y la fortaleza social de una entidad ávida de progreso, desarrollo, emprendimiento, y éxito.

Los logros y objetivos alcanzados están a la vista: resurgimiento de inversiones nacionales y extranjeras; gestiones para vincular mejores perspectivas educativas para miles de niños y jóvenes; mejores esquemas de asistencia social para madres solteras, jefas de familia, y personas con alguna discapacidad.

Reforzamiento de la seguridad pública, donde gobierno y ciudadanía, se han involucrado de manera ejemplar; planteamientos de obra pública altamente eficaces; así como el compromiso incondicional de síndicos, regidores, y directores de área, para regresarle la sonrisa a aquellos rostros que estaban decepcionados de todo aquello que olía a política.

El gobierno panista de Huixquilucan, llega a los 100 días de administración, superando las expectativas que se había trazado, y sobre todo, haciendo resurgir al enorme león del progreso que estaba dormido, casi muerto, por tanta irresponsabilidad política.

Enrique Vargas del Villar, empieza a escribir una historia maravillosa en Huixquilucan.

Este es el primer paso hacia un camino lleno de triunfos y alegrías.

Huixquilucan ya es el municipio más importante del país.

¿Alguien tiene las agallas para hacerle frente?

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.