Ernesto Nemer Álvarez, el artífice del triunfo de Alfredo del Mazo Maza

14 agosto 2017

El pasado martes 8 de agosto, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), entregó la constancia de mayoría al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la cual lo acredita y avala como el nuevo gobernador mexiquense.

La victoria de Alfredo del Mazo Maza, fue sin duda la más complicada para el PRI, pues tuvo enfrente a una opositora que logró impulsar el rechazo al tricolor, esto a partir del desastroso gobierno de Eruviel Ávila Villegas.

Gracias a Eruviel, el PRI sufrió lo insufrible; el gobernador, fue el 70% culpable de que las cosas se le hayan complicado al Revolucionario Institucional. El odio de Ávila Villegas hacia Del Mazo, se palpó a cada segundo.

Sin embargo, la alegría que hoy viven Enrique Peña Nieto, Alfredo del Mazo Maza, y todo el priismo, es acreditable a un hombre de gran visión, inteligencia y dinamismo. Su absoluto conocimiento de causa, su estrategia política, y su amplio esquema electoral, lo convierten en pilar fundamental del triunfo del PRI en el Edomex.

Estamos hablando de Ernesto Nemer Álvarez, que llegó a la coordinación general de campaña de Del Mazo, con una sola convicción: organizar, armar, estructurar y echar a andar la enorme maquinaria militante que había sido menospreciada, poco valorada y jamás reconocida.

Para quienes conocen a Nemer Álvarez, saben de su férrea disciplina, de su enorme perfección en el trabajo y de su entusiasmo por emprender proyectos de enorme dificultad, como lo fue la campaña política de Alfredo del Mazo.

Solo Ernesto Nemer, supo leer con claridad cómo estaba diseñado el mapa electoral; solo él pudo crear redes de apoyo nunca antes vistos. El coordinador de campaña, no se dejó engañar por los falsos liderazgos partidistas, ni por las voces mesiánicas que prometían miles de votos, y que al final no tuvieron cara con qué justificar su enorme fracaso.

Hoy día, ya nadie puede ofrecer carretada de votos.

Ante ese escenario, Nemer Álvarez tuvo que luchar contra corriente.

Los episodios que se vivieron en el cuarto de guerra; las pláticas duras, los regaños, los señalamientos y acusaciones, que se dieron muy al interior del PRI, solo lo podrán contar las personas que estuvieron al lado de Nemer, y que hoy día, saben que todo valió la pena.

En la guerra, los generales forjan la victoria o la derrota.

Delfina Gómez Álvarez, tuvo muchos generales…pero todos perdedores.

Alfredo del Mazo, tuvo un gran general, y logró el triunfo.

Sin duda, Ernesto Nemer Álvarez, representa el espíritu invencible del PRI.

Por Luis Enrique Rocha @luis_journalist




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.