Eruviel Ávila, la farsa democrática…

5 junio 2015

Eruviel_Avila

Hace unas semanas, en este mismo espacio, pusimos en duda la credibilidad de Eruviel Ávila Villegas; de esos días a este momento, la credibilidad del mandatario está en cero.

¿Por qué nadie cree en la palabra del gobernador del Estado de México?

Las respuestas son múltiples, incontables.

Empezaríamos señalando la alta tasa de homicidios, en especial los feminicidios; la completa inseguridad que se vive en cada rincón de la entidad mexiquense, no hay un solo municipio que no conozca la violencia, el secuestro, las desapariciones, los asaltos a casas habitación.

Podríamos también decir que el desempleo sigue creciendo, y que las empresas sufren lo insufrible por tanta corrupción, transas y abuso de poder de los funcionarios mexiquenses.

En fin, todo lo malo pasa en el Estado de México.

Pero ahora debemos de ocuparnos de las elecciones del próximo domingo 7 de junio, y es en este tema tan especial, donde la palabra de Eruviel no vale nada, sobre todo cuando dice garantizar el orden, la paz y la transparencia.

Nada de eso existe hoy día en el suelo mexiquense.

Las pruebas están a la vista de todos, y el gobernador hace que la virgen le habla.

El PRI sigue dando dinero, despensas, televisiones, apoyos, y continúa haciéndose promoción en plena veda electoral en los municipios de Toluca, Metepec , Naucalpan, Huixquilucan, Atizapán de Zaragoza, y Cuautitlán Izcalli; los candidatos a alcaldes y diputados hasta organizan mítines pequeños valiéndoles gorro que se pasen por el arco del triunfo la Ley Electoral.

¿Y entonces dónde está el gobernador que iba a garantizar orden y transparencia?

Bajo esas circunstancias, solo los corruptos y los mentirosos, pueden creerle a Eruviel.

La violencia está por desatarse, pero como verán a Eruviel eso no le importa.

Ojo señor gobernador: si el PRI gana en Toluca, Metepec, Naucalpan, Huixquilucan, Atizapán de Zaragoza o en Cuautitlán Izcalli, quién sabe que vaya a pasar. Los ánimos cada vez están más encendidos, y rogamos para que nada grave pase.

Recuerde que usted es un demócrata, gobernador…al menos por esta vez, que no se le olvide.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

Se el primero en comentar

150
wpDiscuz