Eruviel Ávila Villegas, el gran estafador

27 febrero, 2018

La negra y cínica historia del ahora vice coordinador de la campaña presidencial de José Antonio Meade Kuribreña, se amplía a niveles nunca antes vistos dentro de la corrupción en el Estado de México.

El nombre de Eruviel Ávila Villegas, tendrá que ser ocupado en los libros de historia, como el claro ejemplo de la corrupción, abuso de poder y enriquecimiento ilícito. Sin duda, el ex mandatario mexiquense, está destinado a ser una losa tremenda para Meade y compañía.

Para muestra, basta un botón.

En su edición del 27 de febrero, el influyente portal Sin Embargo, realizó un reportaje excepcional sobre las transas que se hicieron bajo el mandato de Ávila Villegas, cuando este estaba a punto de dejar la gubernatura en manos del también priista, Alfredo del Mazo Maza.

Según el medio informativo, la Auditoría Superior de la Federación (ASF), halló en la Cuenta Pública 2016 un daño al erario público por mil 551 millones 456 mil 316 pesos, debido a un manejo opaco de los fondos y las transferencias federales.

Esta cifra, proviene de salarios excedentes (incluyendo a trabajadores dados de baja o no localizados), rendimientos y subejercicios no reintegrados a la Tesorería de la Federación, así como transferencias que no hizo la Secretaría de Finanzas estatal.

Sin Embargo, detalla que la ASF encontró fallas en el uso del dinero destinado a desarrollo regional, educación, infraestructura social y de seguridad pública. De las observaciones hechas, se espera que el dinero sea reintegrado al erario o que se compruebe dónde está y qué se hizo con él.

Tan solo en el rubro de Participaciones a Entidades Federativas, al Estado de México le fueron asignados 88 mil 553 millones 802 mil pesos. En este aspecto, en el punto de Servicios Personales, se realizaron 2 mil 600 pagos con estos recursos por 26 millones 107 mil pesos a 334 trabajadores con cargos no registrados en el Catalogo de Categorías y Puestos.

Asimismo, 10 mil 701 pagos que excedieron el sueldo tabular de 10 mil 492 trabajadores. Ahí se fueron 45 millones 505 mil 958; otros 10 mil 587 pagos con el dinero de las federaciones por 124 millones 739 mil pesos a mil 579 trabajadores que ya estaban registrados con baja.

En resumen, el cochinero de Eruviel fue inimaginable.

El texto de Sin Embargo, hace ver que el vice coordinador de la campaña de Meade, es uno de los políticos más oscuros y corruptos de los últimos años en México. Ávila Villegas, tiene que responder ante las autoridades sobre el destino del fraude realizado.

Mientras millones de familias, sufrieron hambre, pobreza y desempleo en el sexenio mexiquense anterior, el gobernador y su equipo se despachaban con la cuchara grande para volverse más multimillonarios.

Eruviel es un estafador, y como tal hay que tratarlo.

¿Podemos esperar órdenes de aprehensión en contra del ex gobernador, señor presidente Peña?

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.