Enrique Peña Nieto, habló de fútbol…

16 julio 2014

La comida que ayer ofreció el presidente de la República, a los “exitosos” seleccionados que nos representaron en el Mundial de Fútbol Brasil 2014, no pudo ser peor: sólo el entrenador y 11 jugadores estuvieron presentes, además de la mafia verde, liderada por Justino Compeán.

¿Por qué decimos que fue muy desafortunado el reencuentro entre Enrique Peña Nieto y los futbolistas? Porque simple y sencillamente, los jugadores regresaron con la cola entre las patas. Aquella selección que de panzazo calificó a la justa deportiva, y que nos vendió la idea de que harían historia, no llegó ni a espejismo.

Enrique_Peña_NietoLa televisión internacional –no la de Emilio Azcárraga Jean– ofreció grandiosas imágenes de cómo los pueblos de Colombia, Costa Rica, Chile, Argelia, recibían a sus equipos como unos auténticos héroes, por decir lo menos. Estas selecciones, sí hicieron historia, sí lograron unificar a sus naciones, sí le dieron alegría a sus países.

Pero a lo que vamos, al grano, lo realmente curioso no fueron las idioteces a las que nos tiene acostumbrados el payasito de la televisión, Miguel Herrera (“sí fue penal”), sino el análisis de nuestro Primer Mandatario, respecto a la actuación mexicana.

“Gracias a su buen desempeño, el mundo pudo reconocer en su futbol, la transformación positiva que está viviendo México en distintos ámbitos”, dijo Peña Nieto.

Esta sola frase, da motivos para que los verdaderos analistas políticos, saquen sus conclusiones de lo que el presidente llama “transformación positiva”, dado que no hay ni transformación, ni crecimiento; sí sigue la pobreza, sí continúa el crimen organizado deshaciendo el país, sí hay un desempleo atroz.

En lo que respecta al fútbol, Peña Nieto, se equivoca al querer mostrar como héroes a un seleccionado que se fue a Brasil siendo lo que es: un equipo mediocre, con un técnico muy pobre en ideas, y con los mismos miedos de siempre. Siempre hay un pretexto en la selección para justificar el fracaso; en este caso, fue que los árbitros marcaron en contra.

Observando el video del partido contra Holanda, por supuesto que Márquez le hizo penal a Robbens.

El Ejecutivo Federal, también elogió la continuidad del Piojo Herrera, y señaló muy prematuramente, que México hará historia en Rusia 2018, que la preparación será la adecuada, y que los mexicanos nos volveremos a sentir “orgullosos” de nuestro equipo nacional.

Primero, vamos a ver si Estados Unidos, Costa Rica, Honduras, Jamaica, incluso Guatemala, le dan chance al equipo tricolor de avanzar, como fue el caso de la última eliminatoria mundialista, donde gracias a los “gringos”, se pudo pasar al repechaje, y vencer a un dizque equipo de fútbol de Nueva Zelanda.

Mientras otros países, incluyendo Brasil y Argentina, ya buscan a nuevos directores técnicos extranjeros, con una amplia visión de comandar a un equipo ganador, aquí en nuestro país, se le da la confianza al Piojo Herrera, no para que gane un mundial (eso jamás va a pasar), sino para que con sus babosadas siga entreteniendo al vasto público mexicano que seguramente para Rusia 2018, seguirá sin empleo y con hambre.

Es así, como el día de ayer, Enrique Peña Nieto habló de fútbol.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.