Facebook y Twitter, su lado compulsivo

15 enero 2014

*Especialista, pide moderar uso de las redes sociales.

ansiedadLa actualidad de las redes sociales no sólo nos lleva a calificarlas como un instrumento necesario, eficaz, alternativo y con mucha más amplia cobertura que cualquier otro medio de comunicación, rebasando por completo en algunas ocasiones a la radio y televisión, en cuanto a información se refiere.

Sin embargo, tan eficaces son Facebook y Twitter, como peligrosas en el más amplio sentido de la palabra, y no sólo del lado riesgoso de que muchos grupos delictivos, usan esas herramientas para robar, secuestrar, inducir a todo tipo de drogas, y a practicar uno de los males más deplorables en estos momentos: la trata de personas.

Aún hay más: el experto Eduardo Quijano Tenrreiro, académico del ITESO, afirmó que el uso de redes como Facebook y Twitter es una nueva condición cultural, pero su empleo compulsivo puede desencadenar problemas psicológicos, señaló a la agencia Notimex.

El coordinador de la Maestría en Comunicación de la Ciencia y la Cultura del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), manifestó que la consulta excesiva de las actualizaciones de las redes sociales tiene consecuencias negativas como no enfocarse o concentrarse en el trabajo, en la escuela o en otro tipo de responsabilidades.

Refirió que la Asociación Americana de Psiquiatría define la compulsión como conductas repetitivas de actos mentales, impulsadas como respuesta a una obsesión con el fin de prevenir o reducir sensaciones de angustia o temor. Las redes tiene varios niveles: el de usuario promedio, el excesivo y el compulsivo.

Un caso grave, son los usuarios compulsivos de Facebook o Twitter, que experimentan una pérdida en su bienestar cuando ven publicaciones de amigos o conocidos, de situaciones o hechos que no están dentro de sus opciones, como un viaje al extranjero, la compra de un nuevo auto o una casa, un trabajo nuevo o hasta contraer matrimonio.

Quijano Tenrreiro, puntualizó, que hace un par de años, algunos especialistas han llamado “miedo a estar desconectado” a la ansiedad de estar activos en las redes sociales y de querer estar enterados en cualquier momento de lo que sucede en el mundo virtual.

“A través de las redes sociales uno descubre en tiempo real las múltiples alternativas de existir, de estar siendo, de habitar en la ciudad, de otras personas; las opciones de vida que yo no tengo, y eso a muchos les produce tristeza y hasta depresión”, señaló.

En una palabra, Facebook y Twitter, tienen mucho de positivo.

Ahora es momento adecuado, para analizar el gran impacto negativo que pueden causar.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.